Última hora

Última hora

El brazo armado de Fatah promete venganza tras la muerte de un preso palestino

Leyendo ahora:

El brazo armado de Fatah promete venganza tras la muerte de un preso palestino

Tamaño de texto Aa Aa

Nuevo capítulo en el conflicto árabe-israelí tras la muerte de un preso palestino en una cárcel y la huelga de hambre que mantienen otros cuatro. Mientras se celebraba el funeral por Arafat Jaradat, de 30 años, las Brigadas de Al Aqsa, el brazo armado de Fatah, han prometido venganza.

La autopsia del fallecido señalaba que tenía moratones y costillas rotas. Según Israel, son consecuencia de los intentos de reanimarle. Pero los palestinos lo interpretan como signos de tortura.

“Las tensiones en los territorios ocupados de Palestina van en aumento, desafortunadamente, por las prácticas de ocupación. Los ataques de los asentamientos contra palestinos ordinarios están creciendo”, explica Nour Odeh, portavoz del Gobierno palestino.

Desde el otro lado, el problema es bien diferente, como expone Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí. “Israel espera que la Autoridad Palestina actúe con responsabilidad para evitar provocaciones y violencia que puedan exacerbar la situación actual. Y es hora de que la Autoridad Palestina deje de boicotear la mesa de negociaciones y vuelva a las conversaciones de paz cara a cara”.

En la ciudad cisjordana de Hebrón, el mismo lugar donde se celebraban las exequias, los palestinos han lanzado piedras a soldados israelíes. Las autoridades de Tel Aviv temen que el actual incremento de violencia desemboque en una nueva Intifada, aunque continúan levantando asentamientos ilegales. Un ambiente de creciente tensión con el que Barack Obama tendrá que lidiar en la visita que realizará el próximo mes a la región.