Última hora

Última hora

Una Iglesia con dos Papas

Leyendo ahora:

Una Iglesia con dos Papas

Tamaño de texto Aa Aa

Las puertas cerrándose en la residencia de Castel Gandolfo y el cambio de la guardia suiza vaticana simbolizan que ya no hay Papa.

A partir de las 20.00, hora central europea, la renuncia del Papa Benedicto XVI se hizo efectiva y el Vaticano tiene vía libre para organizar el Cónclave que elija a su sucesor.

A pesar de dejar de ser de facto la cabeza de la Iglesia, no volverá a su nombre de cardenal, Ratzinger, sino que conservará su nombre papal.

“Ya no soy el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. Simplemente un peregrino que empieza su última etapa de peregrinaje en esta Tierra”, declaraba.

Simbólicamente seguirá vistiendo de blanco y su anillo pontifical, que habitualmente es destruido a la muerte del Papa, será conservado por él aunque anulado.

Los expertos describen la nueva situación con dos papas, uno emérito y otro en funciones, como una incógnita de cara a tomar decisiones importantes en la organización de una de las religiones más importantes del mundo.

Su salida triunfal en helicóptero puede no ser el final de su influencia en la Curia y en el Estado Vaticano. Desde su retiro espiritual parece que aún tendrá mucho que decir.