Última hora

Última hora

Multitudinaria "Marcha en Defensa de los Niños" en Moscú

Leyendo ahora:

Multitudinaria "Marcha en Defensa de los Niños" en Moscú

Tamaño de texto Aa Aa

Miles de personas han reclamado la prohibición de adoptar niños rusos a los extranjeros y reclamar el retorno del hermano de Maxim, el niño ruso adoptado que murió el pasado mes de enero en Estados Unidos.

Según el Defensor del Menor de Rusia, 20 niños
rusos adoptados han muerto desde 2001 en ese país.

“Creo que los niños rusos deben quedarse aquí y ser criados por ciudadanos rusos, dentro de nuestras tradiciones y nuestras familias. Tenemos fuertes tradiciones que debemos transmitir. También tenemos que elevar nuestra tasa de natalidad”, señala esta manifestante.

La muerte de Maxim, de 3 años de edad, ha dado alas a los defensores de la polémica ley que prohíbe las adopciones de niños rusos por familias de Estados Unidos, aprobada el pasado mes de diciembre en Rusia.

La Cancillería rusa ha exigido a Estados Unidos la entrega de toda la documentación relativa a la muerte el pasado 21 de enero de Maxim Kusmin, adoptado por una familia de Texas.

La versión dada por las autoridades estadounidenses no convence en Rusia.

La policía de Texas ha declarado que resultados preliminares apuntan a que el niño se autolesionó mortalmente.

La familia adoptiva de Maxim y su hermano ha optado por no hacer comentarios.