Última hora

Última hora

Los chiíes, hartos de ser objetivo de atentados en Pakistán

Leyendo ahora:

Los chiíes, hartos de ser objetivo de atentados en Pakistán

Tamaño de texto Aa Aa

Rabia entre los chiíes pakistaníes por el atentado del domingo contra su comunidad que dejó 45 muertos y 149 heridos en Karachi, capital económica del país.

Los chiíes, que sufren este tipo de ataques continuamente por parte de grupos radicales suníes, se quejan de indefensión.

“¿A qué está esperando el Gobierno?”, dice un habitante de Karachi. “El Ejército, o quien quiera que tenga que actuar, debe actuar. Este proceso que ha empezado en todo Pakistán y en Quetta, no va a parar a menos que se lleven a cabo operaciones a gran escala contra ellos (los terroristas)”.

En enero y febrero dos bombas en la ciudad de Quetta dejaron 200 muertos en entre los chiíes, que representan el 20 por ciento de la población pakistaní.

En protesta por esta prolongada situación, las tiendas chiíes de Karachi amanecían este lunes cerradas.

“No sé qué va a ser de este país. El Gobierno está en silencio. Se queda quieto como un espectador”, explicaba otro habitante de la ciudad. “Ya no podemos dejar nuestras casas sin preguntarnos si volveremos a ellas o no”.

La comunidad internacional y los grupos pro derechos humanos acusan a Pakistán de hacer oídos sordos a estos atentados indiscriminados. Y más cuando Estados Unidos proporciona una gran cantidad de dinero a Islamabad para potenciar la estabilidad de la zona.