Última hora

Última hora

La guerra fría en la península de Corea se calienta

Leyendo ahora:

La guerra fría en la península de Corea se calienta

Tamaño de texto Aa Aa

“¿Guerra fría? No, es una guerra caliente”.

Es lo que dijo el que fuera secretario de Defensa estadounidense durante la crisis de los misiles en 1962, Robert Mcnamara. Y es lo que parece estar viviendo la península coreana.

Si estas imágenes retransmitidas ayer por la televisión norcoreana son, como aseguran, recientes, tanto Seul, como Pyongyang, como Washington están en estado de alerta.

El régimen norcoreano anunció ayer la ruptura de 60 años de armisticio y la suspensión de las comunicaciones con su enemigo y vecino. Una respuesta a las últimas sanciones que el Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto a Pyongyang tras la prueba nuclear de febrero.

Corea del Norte denuncia la hostilidad de Seul y de Washington y amenaza con atacarles con bombas atómicas si continúan con las maniobras militares.

Unos ejercicios anuales, que empezaron el 1 de marzo y que, durante las próximas dos semanas, desplegarán en el sur de la península 10.000 soldados surcoreanos y 3.500 estadounidenses.

Ayer y ante el temor de una escalada de la violencia, miles de manifestantes pacifistas salieron a las calles de Seúl para pedirle al Gobierno que ponga fin a las maniobras.