Última hora

Última hora

"Un Papa no europeo podría llevar una gran esperanza a la Iglesia Católica"

Leyendo ahora:

"Un Papa no europeo podría llevar una gran esperanza a la Iglesia Católica"

Tamaño de texto Aa Aa

Tras la fumata negra de la primera jornada del Cónclave euronews ha ido al encuentro del Padre Rogers, un jesuita estadounidense que sigue muy de cerca la elección del nuevo Papa. Le ha entrevistado nuestro corresponsal en Roma Sergio Cantone.

Euronews: Padre Rogers, ¿Qué piensa usted sobre este cónclave?, que, por cierto, es muy particular.

Padre Rogers: “Creo que es un momento de gran anticipación y esperanza para nuestra Iglesia, porque es un momento en el que podemos empezar de nuevo, podemos hacer algo nuevo. Cada Cónclave es un momento de gran esperanza y este en particular lo es. Como podemos ver detrás de nosotros, todos están esperando”.

Euronews: ¿Piensa usted que ha llegado la hora de un Papa de otro continente, tal vez de América del Norte? La delegación norteamericana está muy entusiasmada con esa posibilidad en este Cónclave.

Padre Rogers: Lo están de verdad. Los hombres de América del Norte tienen muchas de las cualidades que muchos de nosostros querríamos ver en un Papa, pero no creo que nadie espere que el Papa sea norteamericano.

Euronews: Aparentemente, la mayoría de los conservadores proceden de Europa y están representados por la tradición europea de la Iglesia Católica. ¿Qué piensa usted sobre esto?

Padre Rogers: “Como no europeo pienso que una de las cosas que vemos cuando miramos a esos hombres que vienen de fuera son ejemplos de gente que podría traer una gran esperanza a la Iglesia. Así que no creo que Europa quede necesariamente descartada como el lugar de procedencia del hombre que está llamado a liderarnos”.

Euronews: ¿Qué piensa de las distintas facciones? ¿Es normal que las haya? ¿Cree que debería ser como cualquier otra organización humana? ¿O piensa que no es bueno para la Iglesia porque la Iglesia es algo especial? No es una organización internacional ordinarias. Trata de Dios y del Espíritu Santo”.

Padre Rogers: Creo que el Espíritu Santo puede trabajar aún en estos momentos en los que los hombres no se ponen de acuerdo. Y no es necesariamente malo, porque lo qu estamos haciendo ahora es un proceso de discernimiento dentro de la capilla. No es una elección, no es un proceso político, no es una democracia. Esos hombres están invocando la ayuda de Dios para elegir a esa pesona, y que estén en desacuerdo significa que tienen una oportunidad para rezar y discernir dónde está la voluntad de Dios en esas cuestiones importantes.