Última hora

Última hora

Cuidar nuestro planeta

Leyendo ahora:

Cuidar nuestro planeta

Tamaño de texto Aa Aa

¿Sabían que para obtener una tonelada de papel hacen falta 24 árboles? ¿Cómo acabar con esta práctica? ¿Adoptando nuevas medidas legales o tal vez cambiando de actitud? Esta semana en Learning World descubrimos una serie de proyectos que sensibilizan a los más pequeños para que así, las nuevas generaciones luchen por un planeta sostenible.

Vietnam: Pequeños gestos para grandes cambios

En Halong Bay, en Vietnam, algunos pueblos construidos sobre el agua forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco y atraen a miles de turistas del mundo entero. Esto resulta beneficioso para la economía local pero también afecta negativamente al medio ambiente.

Desde 2009, los niños de uno de estos pueblos aprenden a proteger la vida submarina y sobre todo a conocerla mejor gracias a un proyecto apoyado por la Agencia Internacional de Cooperación del Japón en colaboración con la Fundación Centro de Medio Ambiente Global, la Universidad de Osaka y el gobierno de Halong Bay.

http://www.guardian.co.uk/environment/2012/nov/14/ha-long-bay-fishing-pollution
http://www.dtinews.vn/en/news/021/26699/jica-helps-protect-environment-in-ha-long-bay.html

Tanzania: Preservemos la biodiversidad

En algunas zonas de Tanzania, la naturaleza ha sufrido los efectos de la sobreexplotación de las tierras, la caza furtiva y la deforestación. En 1995, el arqueólogo Peter Jones compró Ndarakwai, una zona de cerca de 4500 hectáreas. Sus tierras sufrieron los efectos de la sobreexplotación durante años e hizo falta casi una década para que se recompusiesen.

En el campamento Ndarakwai, los turistas pueden ver animales en su hábitat natural. Gracias a la preservación de la naturaleza, la fauna ha crecido notablemente estos últimos años. Además, Peter Jones y su equipo acogen grupos escolares y les enseñan a comprometerse con el medio ambiente.

http://ndarakwai.com

Italia: Educar la Tierra

Entrevistamos a Steven van Matre en Cerdeña. Su labor comenzó cuando era monitor de campamento. Para que los niños se interesasen por el medio ambiente, se le ocurrió un enfoque distinto. Y funcionó. Terminó saliendo en portada de National geographic, en los años 70. Hoy es el presidente del Instituto de Educación para la Tierra.

Su programa se define “en tres puntos básicos. El primero enseña el funcionamiento de nuestro ecosistema, el segundo enseña a sentir ese funcionamiento. Es decir a no limitarse a hablar de estos temas en clase sino a salir fuera y a sentir lo que nos rodea. Y el tercero, explica cómo hacer a nivel individual para cambiar las cosas y respetar el ecosistema”.