Última hora

Última hora

Ratzinger tampoco es profeta en su tierra

Leyendo ahora:

Ratzinger tampoco es profeta en su tierra

Tamaño de texto Aa Aa

El pasado 11 de febrero Benedicto XVI sorprendió a sus feligreses anunciando su renuncia a un cargo, el de Papa, que hasta entonces se consideraba vitalicio. La consternación general contrastó con la indiferencia con la que la noticia fue acogida más allá del Rhin. ¿Era un síntoma del desapego al Papa por parte de sus propios compatriotas?

Al principio, todo eran vino y rosas. La alegría de los católicos alemanes tocó techo aquel abril de 2005, cuando el cardenal Ratzinger ascendió al trono de Pedro.
Pero después algo se torció. En primer lugar tras la reintegración de los obispos negacionistas en la Iglesia, particularmente mal aceptada en Alemania, pero sobre todo a raíz de los escándalos de pedofilia. Y en ese preciso momento, cuando las críticas arrecian, Benedicto XVI visita oficialmente su país natal: era 2011 y la acogida es glacial. La diócesis de Múnich se había visto salpicada de lleno el año anterior por las denuncias.

El arzobispo de Múnich en persona habría cubierto a sus ovejas negras en los años 80 con lo que más tarde se calificaría de “un silencio cómplice”. Y el arzobispo de Múnich no era otro que Joseph Ratzinger. El escándalo es de orden nacional y pese a los esfuerzos que haría después, Benedicto XVI se marcha sin haber conseguido que la Iglesia remonte el golpe.

John Pollard , Universidad de Cambridge afirma que “hay mucha preocupación en el Vaticano sobre futuras denuncias no solo financieras, también legales, contra la Iglesia. Incluso tal vez contra el que fuera Papa. Y creo que es por eso que el Papa va a vivir en el Vaticano y no en su natal Baviera. Debido a que en el Vaticano, por supuesto, tendrá inmunidad ante cualquier forma de persecución “

En todo caso Joseph Ratzinger no va a morir en su patria, tal vez nunca vuelva allí. En Alemania, unas 150.000 personas han abandonado oficialmente la fe católica en solo un año, como señal de distanciamiento.