Última hora

Última hora

Turquía-PKK: puertas abiertas a la esperanza

Leyendo ahora:

Turquía-PKK: puertas abiertas a la esperanza

Tamaño de texto Aa Aa

Un conflicto de casi 30 años entre la guerrilla del PKK y el Estado turco parece encaminarse hacia una solución política. Estas imágenes de 2011 muestran los helicópteros del Ejército turco, el más potente de la OTAN después del estadounidense, durante un bombardeo cerca de la frontera iraquí.

Una imagen elocuente de los límites de la solución militar a esta guerra sin cuartel en la que los civiles han pagado un pesado tributo. La violencia ha causado la muerte a entre 40 y 45 mil personas, muchas de ellas, en atentados terroristas.

Abdullah Gul. Presidente de Turquía:
“El terrorismo es un caso aparte, decía recientemente el presidente turco, Abdullah Gul. Hasta ahora, lo hemos combatido. Y espero que se hayan dado cuenta de que la lucha armada no es la solución. Turquía esta decidida, por propia iniciativa, a tomar medidas para desarrollar nuestra democracia. Así acabaremos con las críticas de las que hemos sido objeto”

En efecto, Turquía tiene mucho que ganar si consigue cerrar este capítulo violento de su historia reciente, que mancha su democracia y su imagen en la escena internacional.

Asli Aydintasbas es columnista del periódico Milliyet.

Asli Aydintasbas: “Turquía tiene ambiciones más allá de sus fronteras, quieren ser una potencia regional. Especialmente este gobierno proislamista, quiere posicionarse como líder del mundo suní. Por eso mientras tengan esas grandes ambiciones de liderato regional, es muy negativo tener un conflicto interno sangrando.”

A escala nacional, la apuesta del Gobierno no está exenta de riesgos políticos, pero muchos kurdos y turcos, ya se ha derramado demasiada sangre.

Sabahattin Ertin. Turco residente en Estambul:
“Yo creo que la intervención política del Gobierno turco es un paso muy positivo. Esta situación nos pone a todos nerviosos, a las madres, a los padres, a nuestros soldados a los ciudadanos turcos y kurdos. Hemos crecido juntos, y la mayoría de la gente apoya las negociaciones”

Diyarbakir, con un millón y medio de habitantes, es la principal ciudad de mayoría kurda de Turquía. Sus habitantes han sufrido de lleno las consecuencias de la guerra: empobrecimiento y negación de la identidad kurda durante décadas. Ahora, sueñan con obtener la autonomía por medios políticos.

Entrevista a Enver Sezgin, escritor e intelectual kurdo.

Bora Bayraktar, euronews:

¿Cuál es el siguiente paso? ¿Cómo se va a proceder ahora?.

Enver Sezgin, escritor:

Creo que será algo de este estilo: en primer lugar, si la retirada de las fronteras se lleva a cabo, el Parlamento tomará una decisión. El punto más importante es la seguridad las fuerzas del PKK durante su retirada. Creo que el Gobierno debe tomar esa responsabilidad, y debemos ser muy sensibles en este aspecto. Porque en 1999 durante aquella retirada de las fronteras, las fuerzas de seguridad turcas abrieron fuego y murió mucha gente. Así que existe una desconfianza, y tenemos que superarla. El primer ministro ha garantizado que nada de esto pasará, pero sus palabras deben transformarse en actos. Tras la retirada del PKK, debe existir un plan para su regreso a Turquía, su incursión en la vida diaria turca y también el regreso de los líderes del partido.
Pero a la vez no es sólo un problema de desarme. Debe existir una solución a la cuestión kurda, de una manera democrática y pacífica. Deben darse otros pasos en esta dirección.

euronews: ¿Qué tipo de pasos?.

Enver Sezgin: El primero de todos en un aspecto constitucional. Usted sabe que el Parlamento está trabajando en una nueva Constitución. Pues bien, esta nueva Constitución debe ser democrática y debe contener un apartado contundente acerca del problema kurdo. La definición de ciudadanía debe ser cambiada. Esta Constitución debe tratar por igual a todos los grupos étnicos, debe ser neutral. Y no debería existir ninguna barrera respecto a la educación en lengua materna.
Todos estos pasos ayudarán a la solución del problema kurdo: la educación en lengua materna, la definición de ciudadanía y la participación de cada uno de los gobernantes en el proceso de decisión.

euronews: El eslogan del año nuevo kurdo es “Libertad para Ocalan, Estado para los Kurdos. ¿Cree usted que habrá algún cambio en la actual situación del líder del PKK?.

Enver Sezgin: De la declaración posterior a las reuniones en Imrali se entiende que Ocalan no quiere mezclar su situación personal con el actual proceso de paz. Se entiende que tarde o temprano formará parte de este proceso, pero eso es algo que se valorará en un futuro, una vez se alcance la paz.
Abdullah Ocalan lleva 14 años en prisión. Si se alcanza la paz la visión de la gente cambiará, y entonces la situación de Ocalan formará parte de la agenda y la propia sociedad solucionará este problema.

euronews: Al final de este proceso, ¿piensa usted que el problema se solucionará para bien, finalizando del todo con el conflicto?.

Enver Sezgin: Para empezar, la paz es algo complicado. Conseguirla no es algo que se logre con unas pocas personas sentadas alrededor de una mesa. Esto es sin duda una parte importante, pero estamos hablando de alcanzar la paz entre dos pueblos, dos sociedades. Por esa razón es por lo que va a llevar tiempo.
Desgraciadamente, ha habido sangre entre estos dos pueblos y no es algo que se vaya a resolver en unos pocos meses. Es un proceso. Pero sí, al final de este proceso esperamos ver a la sociedad turca viviendo en paz.