Última hora

Última hora

Decepción palestina tras la visita de Obama

Leyendo ahora:

Decepción palestina tras la visita de Obama

Tamaño de texto Aa Aa

Primera visita oficial de Barack Obama a Israel como presidente de Estados Unidos. El inquilino de la Casa Blanca ha reservado este honor a su aliado privilegiado, aunque Asia es ahora la prioridad de Washington en política Exterior.

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“No es casual que el primer viaje de mi segundo mandato haya sido a Israel. Los vientos de cambio en esta zona traen consigo promesas y peligros. Veo esta visita como una oportunidad para reafirmar los lazos inquebrantables entre ambas naciones, para confirmar el firme compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel y para hablarle directamente al pueblo de Israel y a sus vecinos”

Asumiendo abiertamente que no tiene nada nuevo que ofrecer para impulsar el proceso de paz palestino-israelí, en punto muerto desde 2010, el objetivo de la visita de Barack Obama era hablar del programa nuclear iraní, de la situación en Siria y también, mejorar las difíciles relaciones personales con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Todo indica que lo ha conseguido: nada más llegar, arrancó una sonrisa al primer ministro israelí con una broma sobre la línea roja trazada en el suelo que tiene que seguir.

-¿Por dónde vamos?
-Estamos siguiendo la línea roja, señor.
-¿La línea roja? él siempre me está hablando de líneas rojas…

El momento álgido de su visita a Israel fue su discurso a los estudiantes, a quienes pidió iniciativas políticas para impulsar la paz.

Barack Obama. presidente de Estados Unidos:
“Los israelíes deben reconocer que la proliferación de los asentamientos es contraproducente para la causa de la paz y que una Palestina independiente, con fronteras reales que hay que establecer, debe ser viable”

No lejos de allí, en Cisjordania, durante su visita a Ramala, el presidente no pidió el fin de la construcción de colonias judías, como pide la Autoridad Palestina para reanudar las negociaciones. Al contrario:
“El asunto crucial ahora es cómo conseguir un Estado soberano palestino que ofrezca al pueblo israelí garantías sobre su seguridad”, aseguró tras dos horas de reunión con Abbas. “Eso no quiere decir que los asentamientos no sean importantes, quiere decir que si resolvemos esos dos problemas, se resolverá el problema de los asentamientos”

En el campo palestino, la visita de Obama ha concluído con amargura y decepción.