Última hora

Última hora

"Hay que aguantar", dicen los irlandeses a los chipriotas

Leyendo ahora:

"Hay que aguantar", dicen los irlandeses a los chipriotas

Tamaño de texto Aa Aa

Un país entero arrastrado por un sector bancario a la deriva. No es Chipre, sino la Irlanda de hace 6 años. En 2007, la burbuja inmobiliaria estalla. Los precios caen y los bancos con ellos. Para salvar el sistema bancario, el Estado nacionaliza y multiplica por cuatro su deuda. Plan de rescate, plan de austeridad, los irlandeses aguantan y acaban por remontar el vuelo. ¿Qué piensan ellos de la situación actual en Chipre?

“Hay que aguantar. Es muy difícil porque es constante, con cada vez más impuestos. Cuando piensas que ya no pueden quitarte nada más, vienen y se llevan un poco más y a veces te sientes como en un agujero negro, que nunca se termina”, dice una mujer.

“La mayoría de la gente cuando se encuentra en una situación así, acusa a las autoridades. Dice, por qué nos han hecho esto, pero en realidad es que la gente en buena parte la que elige esto”

Par Alan McQuaid, economista de Merrion Stockbrokers, hay que establecer una diferencia entre las dos crisis bancarias:

“El caso de Chipre es algo distinto. El dinero ha sido llevado al país, hay algunos interrogantes al respecto, sobre si es dinero lícito, etc. No obstante, el sector bancario no podría sobrevivir tal cual en ninguno de los dos países”

Si Irlanda se recupera hoy es, principalmente, gracias a las exportaciones. Pero el tigre celta ya no es lo que era. El consumo interno está de capa caída y el paro, que rondaba el 4 por ciento antes de la crisis, se estanca alrededor del 14 por ciento.