Última hora

Última hora

Chipre, lejos de la calma

Leyendo ahora:

Chipre, lejos de la calma

Tamaño de texto Aa Aa

Las reuniones para negociar el rescate de Chipre, los planes alternativos o la utilización de depósitos, entre otros, han tenido en vilo a la zona euro. Las últimas declaraciones del presidente del Eurogrupo dejaban la puerta abierta para el uso de depósitos de más de 100.000 euros para pagar futuros rescates bancarios, aunque Jeroen Dijssebloem ya lo dejó claro: el caso de Chipre es único. Algo que comparte también la Comisión Europea.

“Creemos que se ha llegado a una buena solución para el caso chipriota. Esto no quiere decir que sea un modelo perfecto o que se pueda volver a utilizar tal cual en el futuro”, ha dicho Chantal Hughes, portavoz de la Comisión Europea.

La Unión Europea descarta que se vuelvan a dar las mismas circunstancias que sufre Chipre y por eso es importante poner en marcha el supervisor bancario único. Daniel Gros, director del Centro de Estudios de Política Europea (CEPS, en sus siglas en inglés) cree que el Eurogrupo ha actuado correctamente: “El Eurogrupo solo recibía instrucciones de más arriba y tuvo que esperar mucho tiempo hasta llegaron esas instrucciones. En estas condiciones tan difíciles creo que se ha hecho un buen trabajo”.

Conectamos con Nicosia para hablar con Alekos Michaelides, profesor de Finanzas de la Universidad de Chipre y un colaborador muy cercano de Anastasiades, de hecho estaba con él cuando el plan de rescate fue aprobado en Bruselas.

Efi Koutsokosta, euronews:
El acuerdo final se hizo al más alto nivel dejando al Eurogrupo solo con el papel de aprobarlo. ¿Cree que Europa no ha conseguido gestionar la crisis de Chipre con el primer fracaso del Eurogrupo y luego con una solución mucho más difícil para Chipre?

Michaelides:
“La crisis en su conjunto comenzó con la quita de la deuda griega que condujo a los bancos a tener más problemas. Y la semana pasada la decisión de que participara el sector bancario provocó el cierre de las entidades. Pero ayer llegamos a un acuerdo y espero que eso nos lleve a la salida de la crisis”.

euronews:
El ministro de Finanzas alemán dijo que Chipre no ha evitado todavía la posibilidad de quiebra. ¿Cree usted que hay algún tipo de presión para que puedan pedir nuevas medidas en el futuro?

Michaelides:
“Estoy de acuerdo. La situación es difícil porque, primero tenemos que evitar que una avalancha de gente vaya los bancos. Y también va haber una reducción del PIB y por lo tanto un aumento de la deuda en relación con el PIB. Así que tenemos que ver cómo el Gobierno puede hacer frente a esta situación económica en los próximos meses”.

euronews:
¿Cree que Europa castigará a Chipre por no haber llegado a un acuerdo en el primer Eurogrupo?

Michaelides:
“Por una parte sí, porque esta solución es más dura que la anterior. Lo complicado es la transferencia de la deuda del Banco Laiki al Banco de Chipre. Por eso se queja mucha gente”.

euronews:
¿Cuáles va a ser las consecuencias? ¿Pérdida de puestos de trabajo?

Michaelides:
“Va a haber un ligero aumento del desempleo porque habrá un banco bueno y un banco malo. En el Laiki habrá un aumento del desempleo”.

euronews:
¿Se han definido ya las pérdidas para los clientes del Banco Central de Chipre con depósitos de más de 100.000 euros?

Michaelides:
“No, eso no está decidido todavía. Es una parte de las negociaciones entre las dos partes y se podrá conocer la semana que viene”.

euronews:
Disselbloem dijo que esta solución puede servir para otros países. ¿Cree que Chipre puede ser una especie de experimento para las instituciones europeas?

Michaelides:
“Esa palabra puede sonar muy dura pero es lógico que cuando un banco pierde dinero siempre hay quien pierde más. Primero los accionistas, luego los que poseen bonos y ahora los que tienen depósitos pero es importante que los depósitos de menos de 100.000 euros estén protegidos.

euronews:
Los bancos vuelven a abrir el jueves ¿Qué va a pasar? ¿Qué piensa hacer el Gobierno? ¿Cómo va a evitar que toda la gente vaya a retirar su dinero?

Michaelides:
“Eso es algo que se está debatiendo pero no hay nada decidido. Creo que tiene que quedar claro qué tipos de operaciones se pueden hacer y las que no se pueden hacer cuando los bancos vuelvan a abrir”.

El rescate de Chipre


  • El rescate supone una reestructuración a fondo de la banca chipriota

  • El segundo mayor banco del país, Laiki Bank, será partido en dos: un “banco malo” y “un banco bueno”. Su cierre supondrá la pérdida de miles de empleos

  • Los dépositos del Laiki Bank inferiores a 100 000 euros (de hecho el “banco bueno”) están garantizados por la ley de la UE y serán transferidos al mayor banco del país, el Banco de Chipre

  • Los dépositos del Laiki Bank superiores a 100 000 euros no están garantizados por la ley de la UE y serán depositados en el “banco malo”

  • Los depósitos del “banco malo” y los depósitos superiores a 100 000 euros del Banco de Chipre serán congelados y empleados para pagar las deudas del Laiki Bank y para recapitalizar el Banco de Chipre. Estos depositantes no garantizados tendrán que encajar pérdidas forzosas de hasta el 40% de sus depósitos