Última hora

Última hora

El matrimonio homosexual llama a las puertas del Tribunal Supremo

Leyendo ahora:

El matrimonio homosexual llama a las puertas del Tribunal Supremo

El matrimonio homosexual llama a las puertas del Tribunal Supremo
Tamaño de texto Aa Aa

Protestas a favor y en contra, del matrimonio gay en Estados Unidos. Miles de manifestantes de ambos bandos se han hecho oir este martes enfrente de la Corte Suprema de Washington, donde durante dos días la máxima autoridad judicial del país celebrará diferentes audiencias a partir de las cuales habrá de decidir la legalidad o no del matrimonio entre homosexuales.

“Creo que la Corte es capaz de sorprendernos de una manera o de otra”, opina una ciudadana a favor de este tipo de unión. “No estoy muy segura de lo que van a decidir”.

“Creemos que los magistrados verán que este es un asunto que está en marcha, el ritmo de la Historia es acorde con este momento. Simplemente tienen que decidir de que parte de la Historia quieren estar”, opina otro manifestante.

Durante dos días el Tribunal Supremo estudiará la llamada “propuesta 8”,
una enmienda a la constitución estatal de California que habla del matrimonio como el “enlace entre hombre y mujer”.
También se pondrá sobre la mesa el Acta de Defensa del Matrimonio, una ley similar a la propuesta 8, pero en su caso federal.

“Consideramos que un matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer”, defiende también Ryan Anderson, de la conservadora Fundación Heritage. “Una unión entre hombre y mujer y los niños que produzca esa relación. Es un hecho biológico que sólo de la unión entre hombre y mujer nace un niño”.

La decisión del Tribunal Supremo, que se dará a conocer en junio, girará en torno a estos dos puntos y al consiguiente hecho de que podría considerarse anticonstitucional el aprobar un matrimonio entre homosexuales que no obstante ya es un hecho en 9 estados.

“Ha habido un cambio dramático en la opinión pública a favor de los matrimonios homosexuales”, concluye nuestro corresponsal en Washington, Stefan Grobe, “y políticos como Hillary Clinton o distintos líderes republicanos han declarado recientemente su apoyo a la causa. Ahora les corresponde a los jueces el impedir o fortalecer los vientos de cambio”.