Última hora

Última hora

Normalidad y seguridad reforzada en la reapertura de los bancos chipriotas

Leyendo ahora:

Normalidad y seguridad reforzada en la reapertura de los bancos chipriotas

Tamaño de texto Aa Aa

Los bancos reabren en Chipre con fuertes restricciones a la retirada de fondos

Normalidad en Chipre tras la reapertura de los bancos, que han permanecido cerrados 12 días en los que el dinero ha sido un bien escaso en todo el país. Quienes se han acercado hoy a la ventanilla de su entidad financiera no han podido sacar sus ahorros. El Gobierno ha adoptado medidas para evitar una huida incontrolada de depósitos que pondría en jaque todo el sistema: entre otras cosas, solo se pueden retirar 300 euros por persona y día, no se puede salir del país con más de 3.000 en efectivo.

Las duras condiciones impuestas por la troika ha cambio de un rescate de 10.000 millones de euros preven la liquidación de Laiki, la segunda entidad bancaria del país, y la reestructuración de la primera, el Banco de Chipre. Además, los depósitos superiores a 100.000 euros sufrirán una quita de alrededor del 40%.

En una operación sin precedentes, el Banco Central Europeo llevó ayer a Chipre 5.000 millones en efectivo para evitar que las cajas se queden vacías. La bolsa seguirá cerrada hasta la semana que viene.

El rescate de Chipre


  • El rescate supone una reestructuración a fondo de la banca chipriota

  • El segundo mayor banco del país, Laiki Bank, será partido en dos: un “banco malo” y “un banco bueno”. Su cierre supondrá la pérdida de miles de empleos

  • Los dépositos del Laiki Bank inferiores a 100 000 euros (de hecho el “banco bueno”) están garantizados por la ley de la UE y serán transferidos al mayor banco del país, el Banco de Chipre

  • Los dépositos del Laiki Bank superiores a 100 000 euros no están garantizados por la ley de la UE y serán depositados en el “banco malo”

  • Los depósitos del “banco malo” y los depósitos superiores a 100 000 euros del Banco de Chipre serán congelados y empleados para pagar las deudas del Laiki Bank y para recapitalizar el Banco de Chipre. Estos depositantes no garantizados tendrán que encajar pérdidas forzosas de hasta el 40% de sus depósitos