Última hora

Última hora

Acariciando el lenguaje no verbal, personal y mágico de los tatuajes

Leyendo ahora:

Acariciando el lenguaje no verbal, personal y mágico de los tatuajes

Tamaño de texto Aa Aa

El tatuaje es una de las formas más antiguas del body art. Esta práctica se inició en la era neolítica. Y hoy día se ha establecido como una moda más.

Angelina Jolie, David Beckham y muchas celebridades del mundo del espectáculo muestran con orgullo sus grabados en la piel.

Los tatuajes ya no representan algo marginal o tabú y desde hace años son objeto de festivales en todo el mundo.

En Paris, cada primavera reúnen a aficionados de todo género, clase y edad que vienen a ver las últimas tendencias de la tinta en la piel. Cada cual tiene una razón para marcarse el cuerpo.

“Lo más querido para mí es mi familia, así que les rindo homenaje con mis tatuajes”, dice este hombre. “Podría hacerlo de otra manera, pero igual que el tatuaje es toda la vida, ellos también lo son.”

En Francia, un 20% de los jóvenes llevan un tatuaje. Elisa Muller, ha escrito sobre esta tendencia: “Es una manera de aceptarse o asumirse a sí mismo pues al tatuarse, uno sabe que tal vez va a ser rechazado o se le van a cerrar ciertas puertas, pero es una reivindicación de los propios valores.”

Y hablando de valores, un tatuaje casi integral como éste que vemos puede costar unos 30 000 euros.

En Sydney también ha habido recientemente un festival de tatuajes. Los creadores de más renombre se han reunido en la ciudad australiana. Entre ellos, Corey Miller de California, especializado en retratos y dragones.

“Me estoy tatuando el retrato de mi hijo. Corey es uno de los mejores retratistas del mundo. Le admiro desde hace años. He estado en lista de espera durante mucho tiempo y para mí es muy especial porque mi hijo representa todo, mi pequeño niño prodigio”, comenta esta señora australiana.

Este festival es una ocasión para conseguir un tatuaje de algunos de los mejores artistas.

“Tenemos artistas increíbles, hay muchísimo donde elegir hoy día. No son los tatuajes de la vieja escuela ahora hay tintas y aparatos mucho mejores.”

“Al principio solo quería unos pocos tatuajes, pero poco a poco se ha convertido en una adicción. Pregúntale a cualquiera por aquí y te dirán lo mismo.”

Cada vez son más los que convierten en lienzo su piel…

Y vamos ahora a Tailandia, al Festival de los tatuajes mágicos de Wat Bang Phra. Aquí se practica el método tradicional Yantra. Los monjes budistas hacen tatuajes con bambú, una aguja de metal, tinta y hierbas chinas.

En esta ciudad a 80 kms al oeste de Bangkok unas 10 000 personas acuden a la ceremonia anual “Wai Kru” en la que los hombres buscan protección mediante la magia del tatuaje.

Muchos enloquecen entre la multitud, incluso algunos de ellos entran en trance y se transforman en fieras, corriendo despavoridos.