This content is not available in your region

Siria: Reconstruir la educación

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Siria: Reconstruir la educación

<p>Despues de dos años de violencia y derramiento de sangre en Siria, el panorama es desolador. Cientos de miles de personas han muerto y según <span class="caps">UNICEF</span> el 20% de las escuelas sirias han sido totalmente destruídas, dejando a los niños sin ninguna oportunidad de obtener una educación. ¿Qué futuro les espera a estos estudiantes? ¿Podría haber una salida para ellos? </p> <p>Aleppo, una de las ciudades más antíguas del mundo, es hoy escenario de la guerra. Según el Centro Mundial del Patrimonio, esta cidad que ahora agoniza lenta y dolorosamente, cuenta con una tradición educativa de prestigio.</p> <p>La mayoría de las escuelas, hoy inservibles, han sido ocupadas por los militares o transformadas en cuarteles. Las mesas y pupitres, convertidas en despensa para las bombas y artillería.</p> <p>Una mujer siria, Nour Al-Haq, de 30 años lucha con valentía por devolver a los niños a la normalidad y darles la educación a la que tienen derecho. Hace tres meses decidió librar su propia batalla para que los niños de su barrio, Salahaddine, puedan volver a la escuela:</p> <p>“Queremos reorganizar esta escuela en Salaheddine para que puedan venir todos los niños que viven en el barrio. Sus familias están regresando ahora a sus casas , por eso, hemos querido abrirla aquí. Los cuatro colegios más importantes del barrio fueron bombardeados. Tendremos que acostumbrarnos a escuelas como éstas durante varios años. De momento, estamos intentando recuperar el material escolar o las sillas de otras escuelas. Incluso hemos sido atacados por un francotirador cuando fuimos a una.” </p> <p>Cada día, cerca de 700 niños de entre 5 y 11 años de edad acuden a una de las 3 escuelas organizadas por Nour. Dos de ellas son edificios escolares abandonados. El tercero se encuentra en un edificio residencial.</p> <p>“El bajo número de alumnos en nuestras escuelas se debe a las bombas. Cuando hay un bombardeo, tienen miedo. Los niños regresan a sus casas, o bien, las familias vienen a por ellos por temor a que les pase algo. El sufrimiento psicológico es evidente. Nosotros tratamos de compensarlo con asesoramiento, contamos con profesores especiales. También a través de juegos o actividades de ocio. Cuando se oye una ráfaga de disparos o fuego de artillería, o bien cantamos, o subirmos el volumen del ordenador para que los niños no se sientan miedo. Los sonidos de la guerra nos invanden “, asegura Nour Al-Haq.</p> <p>Aunque cada día acuden a la escuela nuevos niños, la asistencia escolar en esta zona es la más baja de Siria, cerca de un 6%, según la <span class="caps">UNICEF</span>. El sistema educativo se ha visto seriamente afectado, y la mayoría de los niños sufre un retraso de dos años en sus estudios.</p>