Última hora

Leyendo ahora:

Vientres de alquiler


insiders

Vientres de alquiler

En asociación con

En esta clínica ucraniana acuden las madres de alquiler para ceder sus bebes a las parejas que no pueden tenerlos.
Aunque es legal, sigue siendo un tema controvertido.

En Reporter, intentamos averiguar porqué para algunos la gestación subrogada es sólo un negocio, mientras que para otros, es un regalo de la vida.

Brigitte ha esperado mucho por un bebé. No porque no quisiera, sino porque no podía. Durante diez años, ella y su marido lo intentaron sin éxito.

“ Por problemas de salud, no podía tener hijos. Así que decidimos ir a España para conseguir una donante de óvulos. En Francia es ilegal. La inseminación artificia falló en las cuatro veces que lo intentaron. Después tratamos de adoptar. Nuestra solicitud no fue rechazada de pleno pero tampoco aceptada. A partir de ese momento, mi marido y yo decidimos buscar una madre de alquiler. Hicimos algunas averiguaciones por internet y nos fuimos a Ucrania”, asegura Brigitte.

La pareja francesa encontró este sitio web ucraniano para donantes de óvulos y madres sustitutas. Para Brigitte la normativa eran clara, asi que siguieron adelante con el procedimiento.

El problema surgió después del nacimiento de su hijo. Ella y su esposo, el padre biológico, acudieron a la embajada en Kiev para solicitar la ciudadanía de su hijo francés. Su petición fue denegada porque en Francia la gestión subrogada es delito.

A partir de ese momento las cosas se pusieron difíciles, porque la embajada francesa, no quiso reconocer a nuestro hijo, por el simple hecho de que no nació en Francia, aunque su padre biológico, mi marido, sea francés. Pero Francia no quiere reconocerlo.

Selección del editor

siguiente artículo

insiders

Letonia se acerca al euro