Última hora

Última hora

Thatcher, una mujer respetada por los políticos de su época

Leyendo ahora:

Thatcher, una mujer respetada por los políticos de su época

Tamaño de texto Aa Aa

Los reacciones a la muerte de Margaret Thatcher también han llegado por parte de algunos de los protagonistas políticos de finales de los años setenta y los convulsos ochenta que conocieron de cerca su peculiar estilo de gobernar.

Un ejemplo es Valéry Giscard, presidente de la República Francesa cuando la “dama de hierro” llegó al poder: “Ella tenía una voluntad inquebrantable, un carácter indomable, por eso se la llamaba la “dama de hierro”. Ella no tenía mucha consideración con sus interlocutores, porque pensaba que eran más débiles que ella”, ha asegurado el expresidente, para quien la política tan liberal de Thatcher “tiene un poco que ver con la actual crisis”, se ha atrevido a decir.

Otro valoración imprescindible es la del canciller alemán con el que cayó el muro de Berlín, Helmut Kohl: “Ha sido una gran sorpresa para mí. Ella era una gran mujer y no habrá sustituto posible. Sólo se puede hablar con gran respecto de ella, incluso si se tenía una opinión diferente”.

Desde Moscú, otro indiscutible de la época, Mijail Gorbachov, ha hablado de ella como una gran figura política y una persona excepcional. La relación que mantuvo con Thatcher, ha dicho, “ayudó a traer el cambio a Rusia y tumbar el telón de acero, aunque no siempre fue fácil”, ha puntualizado.

Los Estados Unidos de Reagan fueron durante la Guerra Fría, su gran aliado.

Las embajadas británicas en el extranjero, como la de Wahshington, han dejado sus banderas a media en señal de duelo por la mujer que cambió la derecha inglesa y huyó progresivamente del europeísmo.