Última hora

Última hora

Una pulsera al tobillo da garantías de que estás sobrio

Leyendo ahora:

Una pulsera al tobillo da garantías de que estás sobrio

Tamaño de texto Aa Aa

George va a hacer de conejillo de indias. Lleva en el tobillo izquierdo, oculto bajo los pantalones, un brazalete que asegura que está sobrio. Es tan discreto que George dice que ya se ha olvidado que lo lleva.

George: “Al principio sientes las vibraciones, pero muy pronto se te olvida que está allí. Es un poco como usar un reloj.”

Es una pulsera de tobillo. Efectivamente se ajusta como un reloj. Para verificar la eficacia del sistema, George va al bar y pide una pinta de cerveza.

George: “No suena cuando bebes, pero el objeto envía información cada media hora.”

El brazalete no le dice a George que tiene que dejar de beber, pero el aparato analiza la dosis de alcoholemia y envía los resultados. Desde su oficina Allen Tuller, fabricante de la pulsera, sólo tiene que conectarse para determinar el consumo de George.

Allen Tuller, de Scramx: “Ahí se ve que comenzó a beber alrededor de las diez de la noche más o menos, con una tasa de alcoholemia máxima a medianoche. También vemos que hasta las siete de la mañana su cuerpo no elimina totalmente el alcohol. O sea que ha estado bajo los efectos del alcohol durante casi 12 horas”.

La pulsera lleva un sensor que analiza cada 30 minutos la presencia de alcohol a través del sudor y de la temperatura de la piel. A diferencia de un análisis que determina la presencia de alcohol en un momento específico del día, este aparato puede proporcionar información en tiempo real, durante varios días.

Claire George, toxicóloga: “Esta es una tecnología reconocida y que ya hemos probado. De hecho los datos que hemos podido aportar en procesos judiciales han sido correctos.”

Esta madre de dos niños que ha pedido que se oculte su cara ha llevado el brazalete al tobillo durante 3 meses. Exalcohólica, la justicia no le dejó alternativa. Corría el riesgo de que le retiraran la custodia de sus hijos. Gracias al brazalete ha podido demostrar que ya no bebe. Comenzó a utilizarse en el Reino Unido hace seis meses y rápidamente esta pulsera de tobillo podría convertirse en una garantía imprescindible en la lucha contra el alcoholismo.