Última hora

Última hora

Tímido avance en el control de las armas de fuego en EE.UU

Leyendo ahora:

Tímido avance en el control de las armas de fuego en EE.UU

Tamaño de texto Aa Aa

El pasado lunes, en Connecticut, la ardiente defensa de la regulación del control de armas de Barack Obama, se encontró con el apoyo sin fallas de un auditorio aun conmocionado por la matanza de Sandy Hook, donde 20 niños y seis adultos fueron asesinados a tiros en una escuela primaria hace sólo cuatro meses.

Aunque el acuerdo de los senadores está muy lejos de las propuestas del presidente, para Obama representan un “avance significativo”.

Pat Toomey. Senador republicano por Pensilvania:
“Lo fundamental para mí es incluir en la verificación de antecedentes las ferias de armas y las ventas por Internet. Esa medida puede reducir la probabilidad de que los delincuentes y enfermos mentales se hagan con armas sin infrinjir los derechos de la segunda enmienda para los ciudadanos respetuosos de la ley, y creo que con esta enmienda lo hemos conseguido”

El actual sistema sólo requiere la verificación de antecedentes cuando las compras se hacen a través de un distribuidor autorizado. Una laguna que según los analistas ha permitido esquivar los controles a un 40% de los compradores de armas.

Para algunos propietarios de armerías en Texas, la legislación sobre la adquisición de armas está tomando un derrotero peligroso:

Martha Constant. Copropietaria de una armería:
“Si aprueban la enmienda tal y como la han presentado y crean un registro nacional de poseedores de armas de fuego, van a ocasionar más problemas que otra cosa, porque los registros se pueden falsear y acabar en manos de los malos”

Pero los senadores no parecen favorables, por ahora, a la creación de un registro.

Otro punto clave, la prohibición de las armas de asalto, ha generado una división mucho más amplia entre los legisladores, que también se muestran divididos sobre la propuesta de poner un límite a las balas en los cargadores.

Además de la férrea oposición de muchos republicanos y algunos demócratas en el Congreso y en el Senado, la Asociación Nacional del Rifle, el mayor grupo de presión entre los fabricantes y dueños de armas de fuego, afirman que no se necesitan más controles porque hay más de 20,000 leyes federales, estatales y locales que regulan la compraventa, almacenamiento, tenencia y uso de armas de fuego.