Última hora

Última hora

Los expertos consideran poco creíble la capacidad militar de Corea del Norte

Leyendo ahora:

Los expertos consideran poco creíble la capacidad militar de Corea del Norte

Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué cartas tiene Washington para apretar a Pyongyang sin enzarzarse en un conflicto bélico? ¿Representan sus amenzanas un verdadero peligro?

Expertos en la materia se han reunido este lunes en Washington para debatir estos temas en un debate celebrado en el Brookings Institution. Para muchos, que Corea del Norte esté sacando pecho ante el mundo es una muestra de la debilidad del país, e incluso de la dinastía que gobierna, y desconfían de la capacidad nuclear del arisco régimen comunista.

“La gran enseñanza de esta crisis es que nos avisa muy claramente del peligro que supondría una Corea del Norte con verdadera capacidad militar nuclear. Si ellos tuvieran esa capacidad más adelante y pudieran ejecutar realmente esas amenazas tan apocalípticas, eso me preocuparía.”, afirma Evans Revere, de Albright Stonebridge Group.

Las rabietas de Corea del Norte ya han servido en otras ocasiones para conseguir ayuda humanitaria y menos intromisión internacional. Pero nadie duda de que en esta ocasión, se ha cruzado la línea roja.

“El modelo de misil Musudan, que algunos pensaron que podría haberse lanzado este lunes, nunca ha volado. Los norcoreanos lo consideran operativo, pero nunca han realizado ensayos con él. Nadie en los Estados Unidos, en Rusia, o en Europa consideraría operativo un misil que nunca se ha probado de verdad”, comenta Steven Pifer, del Brookings Institution.

Las sanciones, los pactos con vecinos y aliados en la región y las políticas de no proliferación son algunas de las cartas a jugar, pero evitar a toda costa que Corea del Norte tenga capacidad nuclear, es para los expertos, lo esencial.

Nuestro corresponsal en Washington comenta:

“Los Estados Unidos se encuentran en un dilema. El Secretario de Estado John Kerry ha mostrado su disposición a retomar las conversaciones con Corea del Norte. El problema es que Pyongyang quiere a hablar sólo en sus términos, y esa actitud está teniendo que ser aceptada por un país con verdadero poder nuclear y sin que Corea del Sur tenga un papel significativo”.