Última hora

Última hora

Bostón, el día después

Leyendo ahora:

Bostón, el día después

Tamaño de texto Aa Aa

La ciudad de la costa este trata de sobreponerse al drama y al pánico desatados con la doble explosión. Pero volver a la normalidad es difícil. La cinta amarilla de la policía sigue delimitando el perímetro de la escena del crimen donde los transeuntes han comenzado a dejar mensajes y flores para las víctimas. Lo de ayer en Boston despierta viejos temores:

“ Definitivamente, me lleva hasta el 11-S. Y me doy cuenta de que entonces era muy joven para apreciar la gravedad de los hechos. Pero ver esto ya siendo adulta y en mi ciudad, me rompe el corazón”

El doble atentado exporta el temor a que actos similares puedan reproducirse en otras ciudades, como Londres que este fin de semana celebra su maratón. Este corredor nos da sus impresiones:

“ Creo que como corredor no deberíamos dejarnos intimidar por este tipo de incidentes. Aunque, lo ocurrido es terrible y desgraciadamente puede volver a ocurrir. Pero estoy seguro de que superaremos esta tragedia”

La seguridad está omnipresente en Boston y, en general, en todas las grandes ciudades del país. También el dolor está omnipresente, en especial en los hospitales en los que se debaten entre la vida y la muerte 17 de los heridos en estado crítico.

Esta crónica la ha enviado nuestro corresponsal en Estados Unidos, Stephan Grobe:

“ El día después, Boston todavía trata de digerir lo ocurrido. Para muchos, el periodo de calma tras los atentados del 11-S ha terminado y la sociedad estadounidense vuelve a preguntarse: ¿por qué nos odian tanto? “