Última hora

Última hora

El legado de Thatcher en la Ucrania post-soviética

Leyendo ahora:

El legado de Thatcher en la Ucrania post-soviética

Tamaño de texto Aa Aa

La impronta de Margaret Thatcher también se sintió en Europa del Este y especialmente en países como Ucrania.

Su visita a Kiev en 1990 pondría de manifiesto la influencia del thatcherismo en los países de la entonces moribunda Unión Soviética.

Solo uno año después de defender la Perestroika frente al parlamento ucraniano, Thatcher comenzó a exigir su apertura a la economía de libre mercado.

El primer presidente tras la independencia, Leonid Kravchuk, explicaba las dificultades de implementar las políticas exigidas por Gran Bretaña.

“Entonces no era posible hacer cambios radicales. Tuvimos que preparar a responsables que no entendían lo que era una economía de mercado”, recordaba Kravchuk.

“Como presidente, tampoco comprendía totalmente cómo funcionaba, así que primero tuvimos que aprender para después poner en marcha las medidas requeridas”, aclaró, pese a que durante su mandato se pusieron en marcha las primera privatizaciones de importancia.

El final de URSS y el posterior alejamiento de Gran Bretaña de las tesis de Mijail Gorbachov supondrían, según los expertos, el triunfo de las políticas liberales en los países exsoviéticos.

“Su contribución personal a la composición de la Europa postcomunista fue enorme. Por eso, sentimos fuertemente la pérdida de esta gran persona”, consideraba el actual ministro de Exteriores ucraniano, Leonid Kozhara, referirse a la importancia de Thatcher en la nueva arquitectura europea.

La exprimera ministra británica tendría un rol fundamental en la orquestación de la nueva política económica de los países exsoviéticos, independizados tras la caída definitiva del telón de acero.