Última hora

Última hora

Estados Unidos, en máxima alerta

Leyendo ahora:

Estados Unidos, en máxima alerta

Tamaño de texto Aa Aa

Alerta, miedo y confusión en Estados Unidos. Desde la explosión de dos bombas el lunes en la línea de meta del maratón de Bostón, los estadounidenses no han tenido respiro.

Lo que debía ser un acontecimiento deportivo con público familiar, se convirtió en una pesadilla que costó la vida a tres personas y dejó 176 heridos. El drama, que se produjo el Día de los Patriotas, es el más grave desde los atentados del 11-S.

Poco después, ese mismo día, se produce otra explosión que no ocasionó víctimas en la biblioteca John F Kennedy, también en Boston.
El FBI y la Secretaría de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, informan de inmediato al presidente. La Casa Blanca publica esta fotografía. En su primera rueda de prensa, Barack Obama se muestra prudente sobre la naturaleza del incidente.

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“Todavía no sabemos quién lo hizo ni por qué y no debemos adelantar conclusiones antes de tener todos los datos. Pero que nadie se equivoque: vamos a llegar hasta el fondo de esto y averiguaremos quién lo hizo y por qué”

Porque por el momento, ninguna organización se ha atribuido la autoría de lo que parece un ataque planificado meticulosamente. En el lugar de los hechos, la policía recoge todas las pruebas que puedan hacer avanzar la investigación. El martes, publica fotos de los restos de un artefacto explosivo: la tapa de una olla a presión y lo que parece un trozo de circuito del detonador además de clavos y balines que podrían haber servido como carga explosiva.

Este tipo de artefactos, simples ollas a presión cargadas con clavos, ya se han descubierto antes en Estados Unidos, como en el ataque abortado de Times Square el 1 de mayo de 2010. El martes, Obama habla por primera vez de atentado:

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“Esto ha sido un acto odioso y cobarde , y basándose en lo que sabemos sobre lo sucedido, el FBI está investigando un acto de terrorismo. Cada vez que se utilizan bombas contra civiles inocentes, es un acto de terror”

Pero no es el único hecho inquitante. El martes la policía intercepta una carta sin remitente repleta de ricina, un veneno muy potente, dirigida al senador republicano Roger Wicker. Los estadounidenses reviven la psicosis creada por las cartas con antrax tras los atentados del 11-S. En Washington saltan las alarmas:

Shennel Antrobus. Portavoz de la policía del Capitolio:
“Lo único que puedo decirles por ahora es que estamos investigando los sobres sospechosos, pero es todo lo que puedo decirles por el momento”

El análisis de otros paquetes sospechosos se revela negativo, pero no el que iba dirigido a Barack Obama, también con fecha 8 de abril y franqueado en Menphis. Una semana pesadilla que está lejos de haber terminado.

euronews

Para hablar de esta semana llena de incidentes en Estados Unidos nos encontramos con la periodista de ABC Brandi Hitt. Brandi, ha habido un doble atentado, cartas supuestamente envenenadas dirigidas al presidente y ahora una explosión en una planta de fertilizantes. ¿Puedes describirnos cuál es el sentimiento general tras esta semana trágica?

Brandi Hitt, periodista de ABC

Aquí, en Texas, donde ha tenido lugar la explosión la gente está conmocionada, triste y muy seria. Todavía se está buscando a algunas personas que se encuentran desaparecidas tras la explosión. El presidente Obama ha dirigido unas palabras al país, ha dicho que sus oraciones van dirigidas a esta comunidad a la que pertenecen unas 2.800 personas. Es una pequeña localidad, situada al sur de Dallas y ahora mismo, como digo, todo el mundo está triste y serio. Hay gente aquí que no ha parado de traer comida y ropa, que no ha parado de cocinar para alimentar a las familias que han tenido que dejar sus casas. La gente todavía tiene mucho miedo, teme que pueda ocurrirle algo más pero tampoco creen que se vaya a producir otra explosión. Se sigue buscando a gente con mucho cuidado casa por casa.

euronews

¿Existe ahora otro tipo de peligro como podría ser una nube tóxica?

Brandi Hitt, periodista de ABC

En el hospital se encuentran unas 180 personas. Se está comprobando si hay heridas que hayan sido provocadas por una posible reacción química. La buena noticia, si se le puede llamar así, es que ha hecho mucho frío y ha estado lloviendo desde la explosión. Las autoridades han dicho que la lluvia ha impedido la expansión de cualquier tipo de gas liberado tras la explosión. Creen que la amenaza del amoniaco ha desaparecido. Sin embargo, como dije antes, aquí todo el mundo está siendo muy cuidadoso. Una planta entera de fertilizantes ha explotado así que no saben si se ha podido liberar cualquier otro tipo de sustancia química que pueda ser tóxica. Por ello se nos mantiene a distancia del lugar. Pero, como digo, creen que la amenaza ya ha pasado.