Última hora

Última hora

Boston vuelve poco a poco a la normalidad

Leyendo ahora:

Boston vuelve poco a poco a la normalidad

Tamaño de texto Aa Aa

Una semana después del atentado del maratón de Boston, vuelve poco a poco la tranquilidad en las apaisadas calles de Watertown.

Aunque en el escenario del tiroteo final entre la policía y los dos presuntos terroristas quedan huellas difíciles de borrar en la fachada de una de las casa donde todo sucedió y en la memoria de sus vecinos

Loretta Kehayias es una vecina del barrio:
“Hubo disparos sin parar, y estallidos de bombas que dejaron agujeros. También agujeros de bala y aquí había una pistola en el suelo. Oímos cómo un disparo acababa en la ventana de nuestra casa. También en el coche de mi marido, y en el mío”.

Muy lejos de allí, en Daguestán, el padre de Tamerlan y Djokhar Tsarnaev sigue reclamando poder entrar a Estados Unidos para defender a sus criaturas. Y es una de las tías, Patimat Suleimanova la que recuerda aquella visita del hermano mayor el año pasado. El momento en el que los investigadores sospechan que se podría haber radicalizado:

“A juzgar por la ropa que llevaba, la manera cómo andaba, parecía estadounidense. Él tampoco se hacía a nuestro círculo al principio. Pero después se adaptó, y nos acostumbramos al él. Y acabamos por no darle importancia al hecho de que muchas veces hablando utilizaba palabras en inglés,
en vez de las rusas, así era.”

Dzhokhar, el hermano pequeño, aún sin abogado, sigue en el hosptial y está responiendo al interrogatorio de manera escrita. Aún no está claro si fue él mismo quien se propinó el tiro en la garganta.