Última hora

Última hora

El Bayern pasa por encima del Barcelona y acaricia la final de Wembley

Leyendo ahora:

El Bayern pasa por encima del Barcelona y acaricia la final de Wembley

Tamaño de texto Aa Aa

Paso adelante, casi decisivo, del Bayern de Munich hacia la final de la Liga de Campeones. En el partido de ida de semifinales ante el Barcelona, los de Heynckes se impusieron por 4-0.

Los germanos salieron muy concentrados y en los primeros compases amedrantaron al Barcelona, que se vio superado. Las llegadas locales eran cada vez más frecuentes y originaban acciones a balón parado que creaban mucho peligro sobre la portería de Valdés. En una de ellas, a los 25 minutos, llegó el 1-0, anotado por Müller de cabeza.

Los azulgrana reclamaron falta de un atacante bávaro en la acción previa. Con Messi desaparecido y el centro del campo superado por la potencia muniquesa, lo mejor que le pudo pasar al Barcelona fue que llegara el descanso. Incluso el marcador podría haber sido aún peor si el colegiado hubiera hecho caso a los alemanes cuando reclamaron, por dos veces, penalti por manos en el área de Valdés.

Pero el comienzo de la segunda parte no fue mucho mejor para los intereses azulgranas. A los cuatro minutos, Mario Gómez aprovechaba otro balón aéreo para hacer el segundo, eso sí, en posición antirreglamentaria. El Barcelona quedó entonces noqueado y el Bayern pudo sentenciar en los minutos siguientes, pero perdonó. Los de Vilanova intentaron meterse de nuevo en el partido, pero los minutos pasaban y la reacción en forma de gol no llegaba.

Entonces apareció Robben para hacer el tercero en una gran acción individual, en la que los blaugranas también reclamaron una falta previa de Müller. Fue éste precisamente el que se encargó de dejar la eliminatoria casi sentenciada con el cuarto en el minuto 81.

El 4-0 se presenta como un marcador muy complicado de remontar para el Barcelona, que deberá buscar el milagro en el Camp Nou dentro de una semana. Para ello deberá contar con Messi, que estuvo completamente anulado en Munich. Sin él, el Barcelona es menos Barcelona.