Última hora

Última hora

El modelo a seguir

Leyendo ahora:

El modelo a seguir

Tamaño de texto Aa Aa

La superioridad alemana en la Liga de Campeones ante los equipos de la liga española es fruto de un trabajo encomiable. Hasta ahora el fútbol español era la referencia en el mundo y, tal vez, siga marcando el modelo a seguir si nos atenemos a la selección. Pero en lo que se refiere a la gran competición continental, a nivel de clubes, Alemania representa hoy día la excelencia de un trabajo impecable que da sus frutos.

Robin Dutt, director deportivo de la Federación alemana, explica las claves del éxito. “En el año 2000, instigamos a los equipos de la Bundesliga a crear sus centros de formación y ahora llevan a cabo una labor sensacional en el aspecto técnico y táctico. Los primeros resultados se vieron en la Copa del Mundo de 2006 que tuvo lugar en Alemania. Y en los años siguientes, se pudo ver la gran progresión que experimentaron los clubes”, afirma Dutt.

El trabajo de cantera permitió a la Mannschaft acudir al Mundial de Sudáfrica con el bloque más joven de su historia en 76 años de Copas del Mundo. Además, 19 de los 23 elegidos provenían de unos centros de formación en los que se invirtieron 700 millones de euros.

“Nuestra área de trabajo comprende todo el país. Cada uno de los jugadores profesionales que vemos hoy ha salido de un pequeño club. Ésta es la base del fútbol actual”, afirma Christine Lehmann, miembro de la Federación alemana.

Queda por saber si el premio a esta labor tendrá sus frutos en Brasil, donde los germanos aspiran a ganar su 4º título de campeones del Mundo.