Última hora

Leyendo ahora:

La paradoja de una Francia en paro que no cubre todos los puestos de trabajo


economía

La paradoja de una Francia en paro que no cubre todos los puestos de trabajo

Francia vive un contrasentido con su alto nivel de paro, igual que en otros importantes países de la eurozona. Con un número récord de más de 3.200.000 personas sin empleo inscritas en marzo, los empresarios y la patronal franceses se quejan de que hay muchos oficios y puestos de trabajo que se quedan sin cubrir por falta de pretendientes. Se constata una falta de coordinación entre la oficinas de empleo y el mercado.

“El problema es que, con 3.200.000 parados, debe haber el mismo número de personas que se dicen de que no hay salida”, remarca a Euronews la directora de comunicación de una empresa de crédito inmobiliario por internet Empruntis, Maël Bernier:

“Quizás, hay una inadecuación entre los perfiles de parados y lo que buscamos. No acabamos de entender cómo es que buscando perfiles de estudios superiores en comercio, de jóvenes incluso sin experiencia, no encontramos demasiados currículums”.

A parte de este trabajo comercial, hay toda una gama de puestos desde cocineros hasta conductores de vehículos pasando por costureros o soldadores que no acaban de ser cubiertos. En un barómetro que acaba de poner en marcha la patronal francesa, se constata que a finales de 2012 se evaporaron literalmente 112.00 empleos por este motivo. Los empresarios que se habían puesto a buscar, renunciaron.

“Existen dos caras en estos momentos en Francia:”, nos dice nuestro corresponal en París. “Récord de desempleo por una parte y, sitios de trabajo vacíos, por otra. Una paradoja que pesa en las proyecciones para la recuperación económica”. Giovanni Magi, Euronews, París.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

economía

EEUU creció en el primer trimestre un 2,5% gracias al consumo privado