Última hora

Última hora

La barrera de Cisjordania continúa causando dolor en Palestina

Leyendo ahora:

La barrera de Cisjordania continúa causando dolor en Palestina

Tamaño de texto Aa Aa

Israel comenzó a construir, hace diez años, más de 700 kilómetros de valla que rodea todo el área de Cisjordania. Gran parte está formada por alambradas con fuertes sistemas de seguridad y el resto por un enorme muro.

Según el gobierno israelí, es para protegerse de ataques terroristas. Sin embargo, muchos de los palestinos han visto como sus tierras les han sido arrebatadas.

“No podemos trabajar como antes. A veces los soldados israelíes nos persiguen en nuestros propios campos o vienen a nuestras casas si estamos reparando el tejado”.

Algunos pueblos palestinos han quedado divididos y muchas viviendas han sido demolidas para continuar una construcción declarada ilegal por la Corte Internacional de Justicia en 2004.

“Mis tierras de cultivo están a unos metros de aquí. No me dejan entrar para traer agua, tenemos que pedir permiso primero. La situación antes era normal, podíamos ir a coger agua cuando queríamos, pero ahora no nos lo permiten”.

Familias enteras han quedado divididas y son muchos los que todos los días tienen que atravesar los sistemas de seguridad situados a lo largo de la barrera para acudir a sus trabajos, a la escuela o a los centros médicos.

“A pesar de que la Corte Internacional de Justicia confirmó la ilegitimidad y la necesidad de retirarla, Israel continúa su construcción alegando que mantiene la seguridad” explica nuestro enviado especial en Palestina, Mohammed Shaikhibrahim. “Sin embargo, esta barrera ha arrebatado grandes extensiones de tierras a los palestinos y dificulta la movilidad en su vida diaria”.