Última hora

Última hora

La fe de los portugueses al límite tras los nuevos recortes anunciados por Coelho

Leyendo ahora:

La fe de los portugueses al límite tras los nuevos recortes anunciados por Coelho

Tamaño de texto Aa Aa

Portugal se ha despertado esta mañana con un porvenir aún más difícil. “Pasos de miseria”, titula un periódico para describir las nuevas medidas de austeridad anunciadas por el primer ministro, Pasos Coelho.

30.000 funcionarios serán despedidos, y el resto trabajara más, hasta 40 horas semanales, cobrará menos.

Y segunda noticia: Los pensionistas también cobrarán menos y se jubilarán un año más tarde, a los 66.

Anabela Suarez trabaja como vendedora en un mercado de Lisboa:

“Suben la edad para jubilarse, y cuando lleguemos a la edad para jubilarnos no va a haber dinero para que nadie se retire, esa es la conclusión a la que hemos llegado. Actualmente estamos pagando, pero si por mí fuera yo sería una de las que dejaría de pagar la seguridad social porque sé que de ahora en adelante y por décadas no va a haber pensión para nadie”

La saudade portuguesa anhela como nunca un futuro mejor. Pero la desconfianza ha arraigado fuerte en una población asfixiada por los recortes continuos.

“Estoy en contra de las medidas, creo que es necesario ahorrar dinero pero también perseguir a aquellos que han robado en el pasado, porque saben quienes son. Los que han robado están aquí, pero a ellos no les van a afectar las medidas. Los que lo vamos a pagar son las clases medias y el resto, porque es una reacción en cadena.”, concluye Rosa Cunha, otra vendedora.

El mensaje del primer ministro portugués Pasos Coelho, ya suena a otras ocasiones y otros estrados en la deprimida Europa: “O esto, que nadie quiere, o la catástrofe”…y pide consenso con toda la oposición en contra:

“El programa de asistencia financiera requiere un amplio consenso político y social. Pero el valor del consenso es incluso más importante cuando lo que está en juego es nuestra participación en el euro y el respeto de lo que ello comporta”.

Con estas medidas, el ejecutivo espera ahorrar 4.800 millones de euros en tres años y evitar así un segundo rescate del país, cuyo déficit se sitúa en el 6.6% y su deuda pública representa el 120% de su PIB.