Última hora

Última hora

Suicidios, espías y silencio: incógnitas del caso que avergüenza a Alemania

Leyendo ahora:

Suicidios, espías y silencio: incógnitas del caso que avergüenza a Alemania

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo pudieron matar a tanta gente y por qué? La pregunta está en el aire en el inicio juicio por terrorismo contra Beate Zschäpe, la única superviviente del grupo neonazi alemán Clandestinidad Nacionalsocialista. Durante la pasada década, sus integrantes asesinaron supuestamente a ocho inmigrantes turcos, otro griego y una mujer policía.

Uwe Mundlos y Uwe Böhnhard, fundadores de la célula, aparecieron muertos a finales de 2011 en lo que entonces se consideró un suicidio de dos delincuentes acosados por la policía tras un atraco. La casa donde vivían junto a Beate Zschäpe, que había sido novia de ambos, fue pasto de las llamas. En su interior se encontró el arma con la que se perpetraron los asesinatos y macabros vídeos en los que la banda se jactaba de los crímenes.

El caso que ha avergonzado a Alemania está lleno de incógnitas. Los servicios secretos conocían la existencia del grupo desde finales de los años noventa pero no hicieron nada para detenerlos. Zschäpe, que ha guardado silencio hasta el momento, puede ser condenada a cadena perpetua.