Última hora

Leyendo ahora:

¿Pueden las máquinas aprender a caminar?


futuris

¿Pueden las máquinas aprender a caminar?

La locomoción humana y la animal son más naturales y enérgicas que la de una máquina. Para ayudar a los robots a caminar, investigadores de la Universidad de Tecnología de Darmstadt estudian cómo se mueven exactamente las personas y los animales.

“En este laboratorio capturamos la cinemática de los movimientos y detectamos cómo los segmentos se mueven pero también somos capaces de registrar cuánta fuerza ejercemos en el suelo para movernos. Nuestro objetivo es permitir que los robots puedan moverse como los humanos y para ello necesitamos entender las bases de la locomoción humana. Gracias a esos datos podremos diseñar robots”, explica Andre Seyfarth, investigador.

En este proyecto de investigación europeo participan expertos en neurociencia, biología y robótica procedentes de cinco países.Estudiando los movimientos de personas y de animales se recogen datos que serán utilizados más tarde por ingenieros de robótica.

“Utilizamos un sistema para capturar movimientos que funciona gracias a marcadores reflectantes que se colocan en la piel de las personas y de los animales. Unas cámaras recogen esos datos que reflectan los marcadores. Un programa informático diseña después un modelo en 3D”, explica otro de los investigadores de este proyecto, Martin Groß.

Los investigadores quieren entender mejor cómo se realiza la transición entre caminar erguido y a cuatro patas. Esto ayudaría a diseñar robots que podrían moverse de las dos maneras dependiendo del entorno.

“La locomoción de los humanos y de los animales ha evolucionado durante millones de años por ello no es tan fácil que los robots reproduzcan los movimientos. Pero se puede ayudar a los robots a acercarse a ellos. Cuantos más datos se consigan sobre los humanos y los animales, más se parecerán los robots a ellos”, añade Martin Groß.

Los ingenieros de robótica prueban sus nuevos modelos utilizando un kit especialmente construído para robots. Se trata de un esqueleto flexible que puede adaptarse fácilmente. Cada una de las piernas elásticas está controlada por un microchip que puede ser programado para caminar de diferentes maneras.

“Si queremos construir robots que nos ayuden en casa y que formen parte de nuestro mundo tienen que ser capaces de caminar y de maniobrar. Hoy existen robots que se desplazan con ruedas y la verdad es que parecen un poco perdidos. Así que para que puedan ayudarnos de verdad tienen que poder desplazarse en nuestro entorno real”, asegura el experto danés Jørgen Christian Larsen.

Pero esta investigación será útil no solo para diseñar robots sino también para ayudar a personas que hayan perdido sus piernas y de desplacen gracias a extremidades artificiales.

“Con la plataforma para robots que estamos desarrollando queremos antes de nada entender las funciones básicas de los movimientos humanos y animales pero después esta tecnología también podrá ser utilizada para diseñar prótesis más funcionales, por ejemplo”, afirma Andre Seyfarth.

Selección del editor

siguiente artículo
Larga vida al mejillón

futuris

Larga vida al mejillón