Última hora

Última hora

Martin Schadt, el inventor de la pantalla de cristales líquidos

Leyendo ahora:

Martin Schadt, el inventor de la pantalla de cristales líquidos

Tamaño de texto Aa Aa

¡Hay tantas pantallas en nuestra vida cotidiana! Utilizamos pantallas para ver la televisión, para trabajar ante el ordenador, con el teléfono móvil, en el GPS del coche, y también con los videojuegos… Y el 90% de estas pantallas funciona con tecnología de cristal líquido, LCD.

Trás esta tecnología está el inventor suizo Martin Schadt, que en 1970, presentó la patente en Suiza junto a Wolfgang Helfrich. Según las estadísticas, solo en 2012 se vendieron 40 millones de televisores con pantalla de cristal líquido en todo el mundo. Aquí nos explica las ventajas de este tipo de pantalla:

“Son planas, ligeras y utilizan cantidades muy pequeñas de energía eléctrica. Además pueden verse desde cualquier dirección y tienen muy buena calidad de color. Si miramos por aquí en esta tienda, vemos radios portátiles… cualquier aplicación portátil no podría ser posible sin esta tecnología, ya que consumirían demasiada energía para mostrar la información.”

Para saber más sobre las pantallas de cristal líquido, Martin Schadt nos invita a visitar su taller en la pequeña localidad suiza de Liestal, cerca de Basilea.

En su casa, el señor Schadt, de 75 años de edad, prosigue sus investigaciones para mejorar la calidad óptica de las pantallas y desarrollar nuevos campos y aplicaciones. Por supuesto, en su casa tiene un montón de pantallas de cristales líquidos.

Es la ocasión para entender mejor cómo funcionan: Si nos acercamos a la pantalla, vemos que la imagen está compuesta por miles de pequeños puntos que cambian continuamente su color y brillo.

Cada píxel consiste en una capa de moléculas alineadas entre dos electrodos transparentes y dos filtros de polarización.

“Vamos a empezar con estos dos filtros ópticos, que son idénticos y que forman parte de cada pantalla de cristal líquido, explica Martin Schadt. Estos filtros tienen la propiedad de dejar pasar sólo la luz que oscila en una dirección. Eso significa que si pongo un filtro detrás de otro en paralelo, entonces la luz puede pasar, son brillantes. Si hago un movimiento de rotación de 90 grados, entonces la luz no puede pasar por el filtro y aparece la pantalla – por así decirlo – negra. Y una pantalla de cristal líquido hace exactamente esa rotación eléctricamente.”

Estos filtros representan un pequeño punto. De este modo el brillo de cada punto puede ser graduado, de oscuro a brillante, y también se pueden ajustar los colores con los filtros adecuados. Así se crea la señal óptica en cada uno de los miles de puntos.

Esta es la primera pantalla de cristales líquidos. que construyó Martin Schadt en 1971. Es una pantalla simple sin colores para relojes y calculadoras de bolsillo.

Aquí Martin Shadt pone a prueba los cristales líquidos con una fuente de calor, pues las pantallas LCD han de resistir temperaturas extremas.

Martin ha sido nominado al Premio al Inventor Europeo por su toda carrera. El próximo 28 de mayo en Amsterdam, sabremos si su candidatura ha sido elegida por la Oficina Europea de Patentes.

“Para mí, inventar es un estilo de vida, asegura Martin Schadt. Cuando uno es curioso, quiere encontrar cosas nuevas y descubrir nuevos aspectos en los que otras personas no piensan. ¡Y eso es muy emocionante y es algo que nunca termina.!

“Usted ha inventado una tecnología que hoy día utilizan millones de personas en todo el mundo. ¿Qué siente al respecto?

“Es algo muy útil para mucha gente, ya que permite comunicarse con las máquinas, con los coches, con los aviones, etc. Y creo que es muy emocionante.”