Última hora

Última hora

Críticas a la policía de Cleveland por su miopía ante las pistas de la "casa de los horrores"

Leyendo ahora:

Críticas a la policía de Cleveland por su miopía ante las pistas de la "casa de los horrores"

Tamaño de texto Aa Aa

Amanda Berry, una de las tres mujeres que estuvieron secuestradas durante una década en una vivienda de Cleveland, ha vuelto a casa. Las muestras de alegría de familiares y allegados tras su liberación se alternan con las críticas a la policía, que, en varias ocasiones visitó la vivienda donde estuvieron retenidas tras recibir llamadas de vecinos alertando de que allí ocurrían cosas extrañas, como que había una mujer desnuda y encadenada gateando en el jardín, o que había una mujer y una niña pidiendo auxilio tras los cristales. Según parece, los agentes visitaron la casa y se marcharon sin hacer nada después de que nadie les abriera la puerta.

Amanda, que, según ha contado su hermana, prefiere guardar silencio, tuvo una hija que ahora tiene 6 años y que a veces salía a calle junto al propietario de la vivienda y principal sospechoso, Ariel Castro, quien ha sido detenido junto a sus hermanos Pedro y Onil.

La policía dice que no tiene constancia de las alertas que aseguran haber dado algunos vecinos. Mientras tanto, el FBI escudriña cada rincón de la ya bautizada por la prensa como “casa de los horrores”. Allí han encontrado cuerdas y cadenas, pero no han hallado por el momento restos de los múltiples abortos que se cree que sufrieron las tres mujeres.