Última hora

Última hora

Eurovisión: algo más que una canción

Leyendo ahora:

Eurovisión: algo más que una canción

Tamaño de texto Aa Aa

Este año Suecia acoge el Festival de Eurovisión. Es el más grande del mundo, participan 39 países y la final la siguen unos 250 millones de espectadores. En nuestro siguiente Reporter vamos a ver como a pesar de que muchos lo consideran una horterada, el Festival de la Canción de Eurovisión es mucho más que una canción.

ABBA saltó a la fama en 1974 cuando ganó el Festival de Eurovisión. Se hicieron casi tan famosos por sus trajes de lentejuelas como por sus canciones pop. Hoy día, el grupo ha vendido más discos que cualquier otro después de Elvis Presley, los Beatles y Michael Jackson. Y dieron una gran dimensión a uno de los programas de televisión más antiguos de Europa.

El primer festival se celebró en Suiza en 1956. La Unión Europea de Radiodifusión, más conocida como Eurovisión, vio en la música un elemento de unificación para Europa. Ese año participaron siete países que presentaros dos canciones cada uno: Alemania, Suiza, Francia, Luxemburgo, Italia, Holanda y Bélgica. Ganó Suiza. En la década de los 70 y los 80 aumentó consideramblemente el número de participantes. ABBA había dejado huella y la música pop y las lentejuelas se pusieron de moda. Y además de ABBA otros concursantes se convirtieron en grandes estrellas, como Celine Dion o Julio Iglesias. Aunque han cambiado algunas reglas, hay una que sigue siendo la misma: el país ganador es el anfitrión del año siguiente.

Suecia se ha propuesto organizar el programa con costes razonables. Algo complicado especialmente cuando países como Rusia o Azerbaiyán se gastaron el año pasado 150 millones de euros. Este año, debido a la crisis económica, no habrá ningún representante portugués.

Bonus interview: Björn Ulvaeus, former ABBA member
Bonus interview: David Goodman, Eurovision Song Contest expert