Última hora

Última hora

La OMS, en guardia ante una posible expansión del nuevo coronavirus

Leyendo ahora:

La OMS, en guardia ante una posible expansión del nuevo coronavirus

Tamaño de texto Aa Aa

Un nuevo germen con al menos un caso registrado en Francia y una treintena más en el mundo despierta los fantasmas de pandemia mientras las autoridades sanitarias llaman a la prudencia.

La familia de los coronavirus tiene entre sus miembros a uno de los más inquietantes gérmenes de la década. El que provocó 775 muertos en Asia en 2003. Pero esto, de momento, no significa más que hay que hacer más estudios hasta se sepa qué es exactamente y cómo se comporta.

Dos preguntas deben responder los investigadores de la OMS después de que el virus rompiera el cerco en Oriente Medio… y en el menor tiempo posible: si ataca violentamente a los seres humanos y si su transmisión se produce por contacto directo entre personas como lo hace, por ejemplo, el resfriado común.

Oriente fue su primera escala

Jordania, en abril de 2012, fue el primer país en sufrir dos casos de esta nueva cepa de coronavirus. Pero no fue hasta meses más tarde, en Arabia Saudí, en septiembre de 2012, que se descubrió su existencia.

Allí se confirmaron los primeros casos y allí se ha producido el mayor ataque de este germen: 23 infectados y 11 de los 18 muertos que se han contado hasta ahora en el mundo.

Francia ha confirmado un solo caso y las pruebas realizadas a los sospechos de haberlo contraído podrían dar luz sobre su modo de expansión.

Hasta tres personas más están en observación en el norte del país galo ya que presentan algunos síntomas de afección respiratoria y han estado en contacto con el primer infectado. La enfermera que le asistió en el hospital al que acudió, por ejemplo, está ingresada en su mismo centro para ver su evolución.

La mala fama de este coronavirus es de momento solo fama

En lo que parecen coincidir los expertos es en que tiene un origen animal, como los otros coronavirus, y que este podría haberse gestado en el sureste asiático. En animales los coronavirus atacan al sistema respiratorio y al digestivo. En personas solamente al respiratorio, por lo que pueden provocar desde un resfriado hasta la neumonía atípica, también conocida como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (o SARS).

A pesar de que su genoma ya ha sido descifrado por los médicos, no hay vacuna para esta nueva variante. La propia Organización Mundial de la Salud ya investiga las posibilidades de combatirlo y contenerlo” .

Catar, Jordania, Gran Bretaña, Francia y Arabia Saudí han sido sus destinos hasta ahora.