Última hora

Última hora

Pakistán, preparada para votar aunque sumida en la violencia

Leyendo ahora:

Pakistán, preparada para votar aunque sumida en la violencia

Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido la campaña electoral más sangrienta de la historia de Pakistán: más de 100 muertos desde abril. Hoy se celebra la jornada de reflexión y muchos cruzan los dedos.

Aunque se espera un repunte de los partidos radicales islámicos, los sondeos dan hasta un 60% de los votos al opositor y exprimer ministro Nawaf Sharif, líder de la Liga Musulmana de Pakistán.

Ha prometido revisar las relaciones con Estados Unidos y sugerido posibles negociaciones con los talibanes, quizá por ello no ha sufrido los atentados del resto de grandes partidos.

Aunque sin serias opciones, el líder del derechista PTI y exjugador de cricket Imrán Khan, que ha proseguido con la campaña desde la cama de un hospital tras una aparatosa caída, está dispuesto a conseguir un gobierno de coalición y romper la tradición bipartidista aprovechando el desgaste del Partido Popular de Pakistán (PPP).

El pasado jueves, sin ir más lejos, el partido de la dinastía Bhutto sufrió otró duro golpe, cuando un grupo armado secuestró al hijo del exprimer ministro paquistaní y candidato electoral en los comicios del sábado, Yusuf Razá Guilani.

Marcado por un pasado de golpes militares y asesinatos, es la vez primera que un gobierno civil y democráticamente elegido ha terminado la legislatura.

Los talibanes han prometido un baño de sangre el día de las elecciones, y el Ejército tratará de ser el custodio de esta potencia nuclear de 180 millones de almas.