Última hora

Última hora

El proceso de la "novia nazi" remueve viejos fantasmas en Alemania

Leyendo ahora:

El proceso de la "novia nazi" remueve viejos fantasmas en Alemania

Tamaño de texto Aa Aa

Es uno de los mayores procesos contra una célula neonazi de la Alemania de la postguerra, y sin duda, el más mediatizado desde el de la RAF en 1977. Lo que está menos claro es que consiga responder a las principales preguntas que se hace la opinión pública alemana desde que el caso salió a la luz: con que red logística, con qué apoyos dentro de las fuerzas de seguridad y con qué financiación contaba el trío infernal para poder actuar impunemente durante más de una década…

Pero este será principalmente el proceso de la llamada “novia nazi”, única superviviente de la célula terrorista neonazi NSU, de la que formaba parte junto con otros dos neonazis muertos en un incendio. La Fiscalía considera probado que mantuvo relaciones con ambos. Juntos, desde la década de los 90, tras ser detectados por los servicios de inteligencia, pasaron a la clandestinidad en el 98.

En 2000, cometen en Nuremberg el primero de una larga serie de crímenes, principalmente contra miembros de la comunidad turca: Nuremberg, Hamburgo, Munich, Colonia, Dortmund, Kassel. La mayoría de las víctimas eran modestos comerciantes. Para financiar los asesinatos cometían atracos. También organizaron y ejecutaron dos atentados en Colonia. La policía no investiga la pista de crímenes racistas.

Traumatizada tras el 11 de septiembre por la famosa célula de Hamburgo, Alemania está en aquellos momentos omnubilada por el terrorismo islamista, y es esa pista la que sigue la policía, que después apuesta por un ajuste de cuentas entre miembros de la mafia turca. Pero lo peor es que los servicios secretos son sospechosos de connivencia. Y ese es otro de los retos del proceso: revelar las auténticas dimensiones de la posible existencia de neonazis dentro de las fuerzas del orden.

Varios dosieres que contenían pruebas de los vínculos entre agentes federales y los dos cómplices de Beate Zschape habrían sido destruidos. Además a lo largo de las investigaciones se ha revelado que los servicios secretos remuneraban a miembros del NPD, el partido neonazi, a cambio de informaciones.

¿Cierra los ojos Alemania ante un fenómeno que teme? El grupúsculo al que pertenecía el trío terrorista es según muchos analistas más importante de lo que se cree:

Janine Patz. Contacto y Coordinación contra la extrema derecha:
“Tenemos que abandonar de una vez la idea de que son sólo cuatro o cinco. La NSU es una organización enorme de la que han emergido las otras organizaciones de extrema derecha que hay en Turingia. Incluso las formaciones que existen actualmente organizadas como partidos proceden de la NSU

La xenofobia sigue siendo una realidad en este país marcado por un pasado doloroso. Según un estudio reciente, un 15,8% de alemanes del este comulga con las ideas de extrema derecha. Según cálculos oficiales, en 2011 había cerca de 23 mil neonazis en el país, 10 mil de ellos considerados peligrosos.