Última hora

Última hora

Frieze, una feria con mucho arte

Leyendo ahora:

Frieze, una feria con mucho arte

Tamaño de texto Aa Aa

Este perrito gigante no es de Jeff Koons, sino de McCarthy. Con guiños como éste abre Frieze, la feria de arte contemporáneo que nació en Londres el pasado año, y que se ha instalado en Randall Island, Nueva York.

Aquí se exponen más de mil artistas de cuarenta países en 190 galerías.

Matthew Slotover, director de la feria de arte Frieze, habla de una exposición libre, sin tema dominante: “Lo bonito de asistir a una feria es que ves una gran variedad de cosas entre las cuales puede haber algo que te guste. Es una muestra de lo que se hace en el mundo del arte hoy día.”

Esta cámara acorazada es una instalación de la escultora Liz Glynn. Los objetos dentro de las cajas cerradas inspiran relatos … pues la joven artista se ha inspirado a su vez de Borges y Kafka para su cripta secreta.

Además de cajones cerrados con llave, hay un bar clandestino que recuerda la época de la prohibición…

A la entrada, se reparten al azar los tickets con las instrucciones que el vistante habrá de seguir..

Lúdico y misterioso, así es el azaroso cocktail de hallazgos de Liz Glynn: “El proyecto se llama la cripta y es una serie de ciento cuarenta y cuatro cajones de seguridad que contienen una serie de objetos. Detrás hay un mostrador con artistas que te contarán una historia y luego te prepararán un cóctel como en la época de la prohibición.”

La galería madrileña de Elba Benítez ha logrado el premio al mejor stand, con una selección de obras del artista portugués Carlos Bunga. El premio consiste en unos 10.000 euros y un cargamento de champán.

Frieze, versión londinense, tomará el relevo el próximo mes de octubre.

Más de le mag