Última hora

Última hora

La eurozona suma un año y medio de recesión y solo Alemania se salva entre los principales países

Leyendo ahora:

La eurozona suma un año y medio de recesión y solo Alemania se salva entre los principales países

Tamaño de texto Aa Aa

La eurozona acumula un año y medio de recesión. Según los datos de Eurostat del primer trimestre de 2013, las economías de la moneda única retrocedieron en un 0,2 por ciento y solo Alemania entre los principales países evitó caer en recesión. Avanzó en un escaso 0,1 por ciento despues de la bajada del mes anterior. Esta depresión es ya más larga que la de 2008-2009 al inico de la crisis, aunque sea menos intensa.

Si se observa la evolución de la economía en la eurozona en los últimos dos años, se ve que el decrecimiento empieza en el último trimestre de 2011 y toca su momento más bajo en el cuarto de 2012 con un retroceso del 0,6 por ciento.

“Es una situación que se mantiene difícil”, reconoció a Euronews en París el ex presidente del Banco Central Europeo Jean Claude Trichet. “Creo que estamos relativamente cerca del momento en que la confianza vuelva, ¿pero qué es el crecimiento? Es la confianza de los consumidores, los inversores y, lo que es fundamental, de los ahorradores. Esto permitirá que la confianza vuelva realmente”.

Por países, Francia ha entrado oficialmente en recesión en este primer trimestre del año al acumular dos negativos. Italia y España registraron una bajada de cinco décimas, menos que en el trimestre anterior, pero también acumulan un año y medio de recesión. Incluso países que hasta ahora parecían al margen, como Finlandia, han caído en ella. Y otros, como Austria, no andan lejos. Holanda ya hace meses que la sufre.

En un año en la eurozona, el descenso del Producto Interior Bruto es del uno por ciento mientras que en la Unión Europea se sitúa en el 0,7. En este comportamiento ligeramente menos malo de la moneda única, el Reino Unido puede alardear de haber crecido en el primer trimestre un 0,3 por ciento. Una comparación que podría obligar al Banco Central Europeo a volver a bajar su tipo de interés.