Última hora

Última hora

Tiempos difíciles para el cine independiente

Leyendo ahora:

Tiempos difíciles para el cine independiente

Tamaño de texto Aa Aa

Ahora parece que es más fácil que nunca hacer una película utilizando las tecnologías digitales, sobre todo para los cineastas independientes. Pero la financiación sigue siendo uno de los grandes obstáculos.

Elsa Gonçalves, euronews:
“Con los recortes que han aplicado muchos países en el sector cultural, el cine independiente atraviesa tiempos difíciles. ¿Cómo un joven director puede sacar adelante sus proyectos con recursos limitados?”.

“Tienes que usar la imaginación, o te financias mediante ‘crowdfunding’, es decir que las personas aportan dinero a tu proyecto, o preparas un concierto para recaudar fondos. Hay que darle a la imaginación. Hay que ser creativo para poder conseguir dinero para ser creativo”, dice Tiago Pereira, que ha confeccionado una gran base de datos gratuita en Internet con documentales sobre diferentes géneros musicales que hay en Portugal y en países donde se habla portugués. Llena un vacío de expresiones artísticas, olvidado por la industria comercial.

Salomé Lamas tiene 25 años y es directora de cine. Su próximo trabajo es un documental con tintes de ficción, se rodará en Perú. “Soy bastante pragmática. No me planteo trabajar con algo que no tengo. No me imagino grabar un plano con una grúa si no tengo una grúa. Por eso suelo poner en práctica las ideas que tengo si son factibles o grabo en lugares donde de verdad puedo hacerlo. Si no, no merece la pena ni empezar a trabajar en el proyecto”, explica.

Salomé espera encontrar socios en otros países. Las coproducciones internacionales son cada vez más frecuentes. Pero cuando se acaba una película todavía hay un largo camino que recorrer. No se invierte mucho dinero en la distribución y exhibición de cintas independientes. Por eso los festivales se han covertido en un buen escaparate.

“Hay películas que no se ven en ningún sitio, ni en la televisión ni en las salas de cine. Los festivales son el primer contacto que el público puede tener con la cinta. Y normalente eso te abre la puerta para otras posibilidades comerciales. La película puede interesar a agrupaciones de cine, a escuelas o para exhibirse en otros tipo de eventos”, asegura Salomé.

El cine ha fascinado a muchas generaciones en Europa pero hoy es muy difícil sobrevivir en una industria altamente competitiva y dominada por Hollywood. Generación Y ha visitado una sala de cine en Lisboa que forma parte de una red de salas que, con el apoyo de la Comisión Europea, se dedica a la difusión de películas europeas. El objetivo también es organizar eventos y otras iniciativas de promoción dirigidas a los jóvenes.

“Nunca, en términos cinematográficos, ha habido una concepción de cine europeo. Se ha hablado mucho de diversidad, algo que es importante. Pero nunca ha habido una apertura para descubrir el cine de otros países. Hoy por hoy es prácticamente imposible que una película portuguesa se vea en una televisión alemana, italiana o francesa. Me refiero a canales generalistas. Es una pena porque así podríamos fortalecer la industria cinematográfica europea “, afirma el productor Paulo Branco.

El último documental de Salomé Lamas no solo se ha presentado en prestigosos festivales de cine, como el de Berlín, sino que ha conseguido llegar a las salas y se exhibirá en tres países: Portugal, España y Francia.

“Es una película sobre la democracia y sobre los mercenarios que han existido en todos los regímenes. Tanto si hablamos de los GAL como de la guerra colonial portuguesa. Hay siempre conexiones con otras situaciones que tuvieron lugar en otras partes del mundo al mismo tiempo. Y eso tiene una resonancia universal”, dice la joven cineasta.