Última hora

Última hora

La revolución de la lente

Leyendo ahora:

La revolución de la lente

Tamaño de texto Aa Aa

Las cámaras suelen acompañar los grandes momentos de nuestras vidas. Son testigos de nuestros viajes, cumpleaños o de pequeños aspectos de nuestra vida cotidiana. Pero sus frágiles piezas, con el uso, pueden romperse.

Euronews, Claudio Rocco: “¿Es posible un futuro en el que las cámaras no necesiten una óptica mecánica, sean más resistentes al paso del tiempo, a los golpes y no necesitemos un trípode nunca más?

La respuesta podría estar en estas lentes líquidas, una idea revolucionaria inventada en 1995 por el físico Bruno Berge, en Lyon. Gracias a ellas se puede ajustar el punto focal electrónicamente, en vez de mecánicamente. Esto, además, evita el desgaste de las partes mecánicas.

“En la lente tenemos dos líquidos que no se mezclan, como el agua y el aceite que conocemos bien. Metiendo una tensión eléctrica cambia la forma de golpe y la corbatura de la lente que está formada por estos líquidos. Es como el ojo, que tiene pequeños músculos que tiran sobre el cristalino para cambiar la refracción. Son estas cosas las que permiten, por ejemplo, a una cámara que en su interior tiene una pequeña lente líquida como la que les voy a mostrar, permiten sin ninguna pieza móvil, sin motor y sin tener una óptica que se altera como en una cámara de fotos corriente, que enfoca de forma precisa, rápida y estable”, explica Bruno Berge.

Por el momento estas lentes se han utilizado sólo en el sector industrial. Por ejemplo, para las cámaras que leen los códigos de barras o para las de seguridad. Sin embargo Bruno Berge espera que en un futuro puedan ser empleadas en el sector médico, para ayudar en temas de visión, y también para las cámaras normales, las que llevamos con nosotros.

Con esta prueba el inventor nos demuestras que con estas lentes se puede enfocar perfectamente un objeto aprentando un botón y sin ningún movimiento físico de la lente. El objetivo explora automáticamente las diferentes posiciones de los líquidos de dentro y en una fracción de segundo encuentra la posición óptima.

La lente funciona también como estabilizador de imagen. La cámara es colocada en una superficie en movimiento y los líquidos consiguen contrarrestar ese movimiento y obtener una imagen estable. Berge espera que en unos años esta tecnología sustituya la necesidad de usar trípode.

Esta lente también puede modificar la trayectoria de un rayo láser. Normalmente un rayo láser está orientado gracias a espejos movidos a través de ingeniería mecánica. En este caso todo se hace de forma electrónica, sin ningún movimiento.

Bruno Berge es uno de los candidatos para el Premio al de Inventor Europeo 2013, organizado por la Oficina de Patentes Europeas. El resultado se sabrá el 28 de mayo en Amsterdam. Concurre en la categoría de pequeña y mediana empresa.

Euronews: “¿Cómo se le ocurrió la idea de este nuevo tipo de lente?”

Bruno Berge: “La idea me vino porque trabajaba con líquidos, en el cambio de forma de los líquidos respecto a los campos eléctricos. Al principio hice algunos experimentos que no funcionaron y cuando probé con la lente líquida pensé que no iba a salir bien, pero al final funcionó muy muy bien, mucho mejor de lo que pensaba y eso me dio una energía que aún mantengo”.

Euronews: “¿Qué le hace sentir la palabra inventor?”

Bruno Berge: “Para mí lo que es muy importante es construir una experiencia y, después, el momento de ponerla en marcha. Tras tres o seis meses de trabajo es extraordinario el momento en que aprietas el botón…”