Última hora

Última hora

Guerra en el mundo del golf

Leyendo ahora:

Guerra en el mundo del golf

Tamaño de texto Aa Aa

Rivales y ahora también enemigos. Las diferencias entre Tiger Woods y Sergío García se han acrecentado en los últimos días con las declaraciones cruzadas de ambos golfistas. Lo que comenzó como un desencuentro en el pasado torneo The Players Championship, disputado del 9 al 12 de mayo, se ha convertido ahora en una acérrima enemistad. Entonces, el español se quejó de que “una acción promovida por el Tigre lo distrajo cuando trataba de golpear la bola en el segundo hoyo del recorrido”.

El lunes, el golfista estadounidense respondía de manera contundente a un periodista en el transcurso de una rueda de prensa. Así, cuando éste le pregunto acerca de la “posibilidad de llamar a Sergio García y limar asperezas”, Woods replicó tajante: “no”.

Por su parte, Sergio García afirmó ante la prensa que “a pesar de sus diferencias, no tendrá ningún problema en estrechar la mano de Woods cuando vuelvan a coincidir en algún torneo” y
dejó claro que no le gusta el “Tigre”, como persona.

“Díme con quién no te llevas bien y te preguntaré qué opinas de él”, respondió García a un periodista. “No te puede caer bien todo el mundo. Con unos conectas mejor que con otros, es tan simple como eso. Creo que él no me necesita en su vida y tampoco yo lo necesito en la mía. Así que dejemos el asunto y dediquémonos a hacer lo que tenemos que hacer”, añadió el golfista de Borriol.

Poco después, García pidió disculpas tras comentar que “invitaría a Woods a cenar pollo frito”; un estereotipo asociado a la gente de color en el sur de Estados Unidos.