Última hora

Última hora

Irán: el Guía Supremo corta las alas a los reformistas

Leyendo ahora:

Irán: el Guía Supremo corta las alas a los reformistas

Tamaño de texto Aa Aa

La décision de eliminar de la carrera para las presidenciales iraníes al único candidato que podía movilizar las voces reformistas suscita todo tipo de reacciones dentro y fuera del país, pero en cualquier caso, es la más cómoda para el Consejo de los Guardianes de la Constitución.

Ocho candidatos han pasado la criba del Consejo. Cinco de ellos son hombres de confianza del Guía Supremo, que ha preferido blindar los comicios que se juegan exclusivamente entre conservadores. El único reformista en liza, Mohamed Reza Aref, no tiene prácticamente ninguna posibilidad.

Akbar Hachemi Rafsanjani, en cambio, sí las tenía. Rafsanjani creó la sorpresa al presentarse a las presidenciales el pasado 11 de mayo, apoyado por gran parte de los reformistas del país, entre ellos, el expresidente Jatami. Las razones de su descalificación difieren según a qué campo político pertenezca el analista.

Emad Abshenas. Periodista conservador: “La razón por la que el Consejo de los Guardianes ha anunciado que Rafsanjani no podrá presentarse a las elecciones es porque es muy viejo. La presidencia requiere un elevado nivel de actividad”

Alireza Khamesian. Periodista reformista:
“La decisión de Rafsanjani de inscribirse en las listas en el último momento molestó a muchas facciones políticas y echó a perder sus planes”

El campo reformista, diezmado por la represión en las grandes manifestaciones de 2009, tras la contestada victoria de Ahmadinejad, contaba con Rafsanjani, que sin ninguna duda está pagando su apoyo, aunque ambiguo, al movimiento de protesta.

Akbar Hachemi Rafsandjani: “Lo más importante ahora es recuperar la confianza de la población que llevó al poder a muchos de los actuales dirigentes. Actualmente esa confianza se ha visto mermada. Ese debería ser nuestro objetivo sagrado: En la situación actual, no tiene sentido mantener detenidas a determinadas personas. Dejémosles que se reúnan con sus familias”

Revolucionario irreprochable, íntimo del Ayatolá Jomeini, primero fue presidente del Parlamento, y después de la República de 1989 a 1997. Pero además, Rafsanjani es un personaje rico e influyente. Su red de apoyos es considerable.

En 2005 intentó volver a la presidencia. Aunque fue el más votado en la primera vuelta, en la segunda fue derrotado por un amplio márgen por el conservador Mahmoud Ahmadinejad. Fue la peor derrota de su carrera.

Esta vez, sus seguidores esperaban que su mercantilismo sacase al país de la crisis económica y contaban con su pragmatismo para mejorar las relaciones con Estados Unidos. Pero sin el apoyo del Guía Supremo y del clero conservador que tras 8 años de tensas relaciones con Ahmadinejad querían a un hombre dócil en la presidencia, Rafsanjani no tenía el buen perfil.

El Consejo de los Guardianes de la Constitución de Irán ha publicado la lista de los candidatos a las presidenciales, pero la descalificación de Akbar Hashemi Rafsanjani, presidente del Consejo de discernimiento del interés superior del régimen y dos veces presidente de la República Islámica ha sido inesperada. Para analizar esta descalificación hemos hablado con Hassan Shariatmadari, analista político en Hamburgo, Alemania.

euronews:
Hashemi Rafsanjani tuvo un papel muy importante en la formación de la República Islámica, pese a ello, ha sido descalificado. ¿Cómo interpreta ese gesto?

Hassan Shariatmadari. Analista político
Por una parte, la descalificación de Rafsanjani es de hecho la descalificación de la Revolución Islámica, en la que tiene un papel determinante. Al menos hasta su segundo mandato presidencial, fue una de las figuras principales de este régimen. Después de eso, se convirtió en presidente del Consejo de discernimiento y director del Comité de Expertos, que son puestos extremadamente importantes en la República Islámica.

Por otro lado, si ha sido descalificado por orden de Jamenei, que probablemente sea el caso, se puede decir que Jamenei teme que su esfera de influencia esté mermando y no alcanza a todas las personalidades, al órgano principal del régimen, por eso está tratando de ya sea suprimir esa parte del sitema que no está de su parte, o limitar el corazón del sistema a aquellos en los que puede confiar y mandar.

euronews:
Personalidades políticas como por ejemplo la hija del Ayatolá Jomeini, fundador de la República Islámica, han pedido al Guía Supremo que intervenga para volver a incorporar a Rafsanjani en la carrera presidencial. Según usted ¿es una hipótesis creible?

Hassan Shariatmadari:
Hay muy pocas posibilidades. Pero incluso si esto sucede, un Rafsanjani que pase por órdenes del líder estaría en deuda con el señor Jamenei cuyas políticas hasta ahora han evitado una apertura del abanico político, ha evitado la colaboración con occidente sobre la transparencia del programa nuclear iraní y también ha dificultado la cooperación para resolver los problemas del país.

euronews:
La candidatura de Esfandiar Rahim Mashaï también ha sido rechazada. ¿Era previsible?

Hassan Shariatmadari:
En mi opinión, Rahim Mashaee no tenía muchas posibilidades. Se creía que Ahmadinejad, Rahim Mashaee y sus seguidores iban a movilizar a la sociedad y a revelar ciertas informaciones confidenciales si éste último era descalificado. Estas amenazas pueden persistir, pero por lo que sabemos, el Consejo de Guardianes ha decidido correr el riesgo.

En los próximos días sabremos si ha sido decisión de Jamenei o no. Parece probable que sí, que haya decidido hacerlo y pagar el precio para no tener el dolor de cabeza de cohabitar dos mandatos con Mashaee. Ha decidido que quiere un régimen monolítico. Por supuesto, creo que sea quien sea el presidente va a tener los mismos problemas con el Guía Supremo y por eso, no conseguirá asentar su hegemonía.

euronews:
Gracias por sus respuestas.

: