Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

Del “escándalo Tapie” al “caso Lagarde”
close share panel

Compartir este artículo

Twitter Facebook

Primero Strauss Kahn, ahora Lagarde…ya son dos los franceses al frente del Fondo Monetario Internacional investigados por la justicia, aunque para la actual presidenta de la institución, las cuitas judiciales no llegan por sorpresa: Lagarde se sabía en el punto de mira y fue clara sobre los riesgos de que el llamado escándalo Tapie resurgiese antes de ser elegida.

Por ahora, Lagarde cuenta con la confianza de la institución y de las autoridades francesas. La número uno del FMI y exministra de Economía ha sido acusada por la fiscalía por su papel en un caso político financiero que se remonta a hace veinte años.

En 1993 el empresario Bernard Tapie se lanza a la política, entra en el Gobierno de Beregovoy y tiene que desprenderse de la mayoría de sus empresas. Entre ellas Adidas, que había comprado dos años antes, y confía la venta a su banco, el Crédit Lyonnais. Pero la entidad habría comprado partes de la agonizante empresa deportiva antes de revenderla. Cuando Adidas levanta cabeza, el banco revende sus partes y obtiene el equivalente a 152 millones de euros de plusvalía.
Tapie reclama su parte de las ganancias y desata la batalla jurídica. Pero entre tanto, el Crédit Lyonnais está al borde de la quiebra, y queda en manos de un organismo público que se encarga de liquidar sus asuntos. Durante diez años se suceden los procedimientos judiciales sin que el litigio salga del punto muerto…

Hasta que llega al poder Nicolas Sarkozy, y su ministra de Economía, Christine Lagarde, decide poner fin al procedimiento judicial normal y opta por un arbitraje privado para resolver el contencioso, como la ley permite en algunos casos.

En julio de 2008, los tres árbitros designados dan la razón a Tapie y acueicto está “privada de fundamento jurídico” y que Lagarde desoyó la opinión de la Administración, que le advirtió del “enorme riesgo” que suponía el arbitraje . Además considera que el órgano mediador era parcial porque “dos de los tres árbitros mantenían lazos con Tapie”. Lagarde, que tenía la potestad de recusar a los jueces, no lo hizo.

¿Por qué optó Lagarde por el arbitraje? ¿estuvo influida por alguien? es el telón de fondo de un caso sobre el que planea la sombra de Sarkozy, a quién Tapie apoyó publicamente en las presidenciales de 2007. ¿Fue el arbitraje una forma de pagar su ayuda? en cualquier caso
de lo único que hay constancia es de que los dos hombres se reunieron varias veces antes y más de diez después de su elección.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre:

Consulte los principales titulares de hoy