Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

El soldado asesinado en Londres tenía 25 años y un hijo

Ya se conoce la identidad del soldado asesinado en Londres. Se llamaba Lee Rigby, tenía 25 años, era padre de un niño y había servido en misiones en Afganistán. Su brutal muerte a machetazos ha dejado un Londres conmocionado y preocupado por lo que pueda ocurrir a partir de ahora.

También se sabe quién es uno de los presuntos asesinos, heridos por la policía y bajo custodia policial en sendos hospitales. Se trata de Michael Olumide. 28 años. Es el hombre que se ve en el vídeo con un machete y las manos ensangrentadas. Es un británico de origen nigeriano, que se convirtió al islam y se radicalizó hace una década:

“Lamento que las mujeres hayan visto esto. Pero en nuestra tierra, nuestras mujeres ven lo mismo. Nunca estaréis seguros. Echad a vuesto Gobierno, no se preocupa por vosotros. ¿Creéis que David Cameron se va a quedar en la calle cuando saquemos nuestras armas? ¿Creéis que vuestros políticos van a morir? No, será
la gente normal, como tú y tus hijos. Deshaceros de ellos. Decidles que traigan de vuelta a los soldados para que todos podamos vivir en paz”, decía en el vídeo.

La brutalidad y sangre fría con la que se cometió el crimen es lo que más ha chocado en el Reino Unido, donde se teme que se genere un brote de violencia contra los musulmanes:

“Lo que hemos visto ha sido un aumento de la tensión, una especie de histeria con los musulmanes y el islam. Miedo, odio y xenofobia contra extranjeros e inmigrantes. Un polvorín en el que una chispa como esta puede causar mucho daño. Ese el peligro, que las comunidades se vuelvan unas contra otras”, afirma el analista político Mohamed Ansar.

El Consejo Musulmán del Reino Unido ha condenado lo que ha definido como un “acto bárbaro, sin ninguna base en el Islam”. Sin embargo, ya se han empezado a registrar incidentes. Un centenar de simpatizantes del grupo de extrema derecha English Defence League salieron a la calle en Woolwich, el barrio donde se cometió el asesinato. En medio de ellos, su líder, Tommy Robinson, exclamaba:
“¡Ya esta bien! Tenemos líderes débiles y una política débil. Nuestra policía y nuestros líderes pasan de puntillas ante el problema. Y el problema es que el Islam político se está extendiendo por todo el país”.

La división antiterrorista de la policía londinense se ha hecho cargo de la investigación.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre: