Última hora

Última hora

Los periodistas ucranianos, en pie de guerra

Leyendo ahora:

Los periodistas ucranianos, en pie de guerra

Tamaño de texto Aa Aa

Este jueves han sido un centenar frente al Consejo de Ministros.

Todo comenzó el pasado sábado, cuando dos profesionales de la información fueron agredidos mientras cubrían una manifestación ante la presunta pasividad policial.

Ayer, una decena de reporteros denunciaron con pancartas la desprotección que sufre su gremio frente al primer ministro ucraniano. Ni corto ni perezoso, Mikola Azarov, les retiró las acreditaciones y les prohibió el acceso a las reuniones ministeriales.

“La policía actuó con tolerancia, cuidado y moderación en comparación con acciones similares de las fuerzas del orden en el extranjero. En Europa, en Gran Bretaña, la policía actúa con cierta brutalidad para sofocar los disturbios masivos”, justificaba Serhiy Burlakov, ministro de Interior ucraniano.

Las quejas han llegado a la Comisión Europea. Un periodista ha hecho la pregunta en una rueda de prensa tras una reunión sobre la ampliación de la UE:

“Hemos expresado nuestra preocupación respecto a la inacción de la policía y hacemos nuevamente una llamada a las autoridades ucranianas para que investiguen rápida y eficazmente los casos de violencia, incluyendo por supuesto, los que afectan a periodistas. Por supuesto, estamos siguiéndo el caso muy de cerca y qué medidas se llevarán a cabo”, ha declarado el portavoz comunitario de Ampliación y Política de Vecindad, Peter Stano.

Esta mañana el primer ministro, Mikola Azarovha, ha dado marcha atrás y permitirá el acceso a la prensa, después de que ayer calificara de “espectáculo” el momento en que los periodistas se giraron con un papel pegado en sus espaldas en el que se podía leer: “Hoy ha sido una periodista, pero mañana puede ser su esposa, su hermana o su hija”.

El reportero gráfico y la periodista sufrieron golpes y patadas cuando cubrían los disturbios entre partidarios y detractores del gobierno ucraniano.

Según Reporteros sin Fronteras, los casos de agresiones a periodistas se han multiplicado por tres en Ucrania durante el último año.