Última hora

Última hora

Tensión en Londres tras el brutal asesinato

Leyendo ahora:

Tensión en Londres tras el brutal asesinato

Tamaño de texto Aa Aa

El asesinato del soldado en Londres ha provocado en la población británica incredulidad, conmoción y, al mismo tiempo, preocupación por las consecuencias que pueda traer consigo. La gente acude con ramos de flores a Woolwich, en el sureste de Londres, donde todo ocurrió. Aquí, dos hombres de origen nigeriano pero residentes en el Reino Unido, según la prensa británica, mataron a machetazos al soldado mientras gritaban Alá es Grande. Durante dos minutos, uno de ellos, con un cuchillo y un machete en sus manos ensangrentadas, habla ante una cámara de lo que acaba de hacer:

“Lamento que las mujeres hayan visto esto, pero en nuestra tierra, nuestras mujeres ven lo mismo. Nunca estaréis seguros. Echad a vuestro Gobierno, no se preocupa por vosotros. ¿Creéis que David Cameron se va a quedar en la calle cuando saquemos nuestras armas? ¿Creéis que vuestros políticos van a morir? No, será
la gente normal, como tú y tus hijos. Lilbraros de ellos. Decidles que traigan de vuelta a los soldados para que todos podamos vivir en paz”.

Se teme que la brutalidad y sangre fría del asesinato y el vídeo, recogidas por todos los medios británicos, generen represalias contra la comunidad musulmana.

“Lo que hemos visto ha sido un aumento de la tensión, una especie de histeria contra los musulmanes y el Islam. Miedo, odio y xenofobia contra extranjeros e inmigrantes. Un polvorín en el que una chispa como esta puede causar mucho daño. Ese el peligro: que las comunidades se vuelvan unas contra otras”, dice el comentarista político Mohamed Ansar.

El Consejo Musulmán del Reino Unido ha condenado lo que ha definido como un “acto bárbaro, sin ninguna base en el Islam”, pero ya se han empezado a registrar incidentes. Un centenar de simpatizantes del grupo de extrema derecha English Defence League salieron a la calle en Woolwich, algunos con pasamontañas y la bandera roja y blanca de Inglaterra. En mitad de ellos, su líder, Tommy Robinson, dice indignado: “¡Ya esta bien! Tenemos líderes débiles y una política débil. Nuestra policía y nuestros líderes pasan de puntillas alrededor del problema. Y el problema es que el Islam político se está extendiendo por todo el país”.

El soldado fue asesinado junto a un cuartel militar. Los dos sospechosos, heridos por la policía, están detenidos. La división antiterrorista de la policía londinense se ha hecho cargo de la investigación.