Última hora

Última hora

Moustaki, se apagó la voz comprometida

Leyendo ahora:

Moustaki, se apagó la voz comprometida

Tamaño de texto Aa Aa

El artista comprometido de izquierdas, el humanista alérgico a las fronteras, el políglota que tocó todas las músicas.

Georges Moustaki ha muerto a los 79 años, en Niza, en el sur de Francia.

Nacido en Grecia y de padres judíos, creció en Alejandría y llegó a París en plena adolescencia.
Allí, empadronado por Georges Brassens, empuñó su guitarra y no pudo parar.

Escribió canciones para Edith Piaf, como la letra de Milord, también para Yves Montand o para Serge Regianni, la famosa Ma liberté. Así, hasta 300 canciones para voces ajenas, a las que hay que sumar decenas de discos propios, con éxitos tan entrañables como Le métèque.

“La gente me ve como una persona perezosa. Pero necesito ser así para ser creativo. Si uno se aliena, si vende su tiempo, se acabó todo”, decía Moustaki en una entrevista reciente.

Sólo la enfermedad incurable que padecía en los bronquios pudo con él. En 2009, en Barcelona, no pudo acabar su último concierto.

Incansable, se dedicó a la pintura y la escritura junto al mar mediterráneo que tanto amaba.