Última hora

Última hora

Europa busca en Wembley a su nuevo rey futbolístico

Leyendo ahora:

Europa busca en Wembley a su nuevo rey futbolístico

Tamaño de texto Aa Aa

El fútbol europeo elige este sábado en Londres a su nuevo rey. Borussia Dortmund y Bayern de Munich comparecen en Wembley demostrando el poderío del fútbol germano después de dejar en el camino a los todopoderosos Real Madrid y Barcelona. No hay favorito claro, aunque parece que el dominio muniqués en la competición casera le concede a priori una ligera ventaja que quedará en nada cuando el colegiado, el italiano Rizzoli, señale el comienzo del encuentro.

Para el Bayern de Munich, la Liga de Campeones es poco menos que una obsesión después de perder el título en casa la pasada temporada ante el Chelsea. El equipo de Heynckes ha firmado una campaña prácticamente perfecta que puede cerrar con un triplete histórico: Liga, ya ganada, competición europea y Copa de Alemania. Una oportunidad única para los bávaros, según su entrenador:

“Tenemos una generación de jugadores ya veterana, de 28 o 29 años, para quienes sería el momento cumbre de su carrera ganar este título en Wembley contra un equipo alemán”, explica el preparador, que tendrá las bajas de Kroos y Badstuber.

El Borussia ha sido la gran sorpresa de la competición. Su fútbol alegre y ofensivo le ha colocado en la gran final. Tras dominar en las dos temporadas anteriores en Alemania, el equipo que dirige Jurgen Klopp se había fijado su objetivo esta temporada en Europa y estar en Wembley ya es un éxito. Pero los Lewandoski, Reus, Gundogan, Hummels y compañía quieren más. No estará Mario Götze, pero a los que jueguen no les faltará motivación ante una final que se puede decidir en detalles para Klopp.

“No creo que sea importante qué equipo sea el más fuerte en una parte u otra. Este es un partido que puedes ganar con la decisión correcta en el momento adecuado. Los dos somos equipos muy fuertes y por eso hemos llegado hasta aquí”, añade el técnico del Dortmund.

Los aficionados del Borussia, algo contrariados por la ausencia de Götze, que jugará la próxima temporada en el Bayern, han comenzado este viernes a inundar las calles de Londres. Las autoridades se han preparado para el desembarco de los fans:

“No llevo ahora el uniforme del Borussia. Este tipo de citas siempre son un poco peligrosas, pero si no hay riesgo, no ha ganancia”, afirma un aficionado del Borussia Dortmund.

Otros, ante los eventuales problemas en Heathrow y el tráfico de Luton, Standsted y Gatwick, han optado por viajar por carretera. El viaje hasta Londres, en buena compañía, se les hará un poco más corto. El regreso, eso sí, solo será feliz para los de un bando.